EL ESCANDALOSO SAQUEO DEL GOBER PRECIOSO EN PUEBLA (y lo que le espera a los guerrerenses)

Por elblogdeizquierda.com

Mario Marín García, hijo del “góber precioso”, Mario Marín, colaborador de Enrique Peña Nieto, gastó millones de pesos en propiedades en Europa y en Texas con dinero público, publica la revista Acento Veintiuno.
La revista asegura que Marín García “sirvió como prestanombres y accionista de negocios inmobiliarios, de Taxis Aéreos, Gasolineras e inversiones en el mercado de valores”, y que “hoy disfruta una vida por demás glamorosa, rodeado de enormes lujos y comodidades”.
Es tan grande la fortuna que acumuló la familia de Mario Marín durante su sexenio, dice la revista, que se calcula en 15 mil millones de pesos.
Marín García, hijo mayor de Mario Marín Torres, dice la resviata, hoy vive una vida de lujo en la ciudad de Wels, en Austria, con su esposa de nombre Nadja Ludmer, nativa de Austria.
“Los negocios ilícitos de su padre (Mario Plutarco Marín Torres) lo ubican como el décimo hombre más rico del país. De un tajo, el ex gobernador de Puebla eliminó de su biografía su periplo universitario y su origen humilde. Él y su familia adquirieron propiedades en Estados Unidos y Europa valuadas en varios millones de dólares”, agrega.
Como muestra de la magnitud del “saqueo al erario poblano”, la revista mencinoa al chalet donde el hijo de Marín pasa una buena parte de su tiempo, el cual fue adquirido por el propio junior a un costo de 5 millones de dólares.
La propiedad se ubica en una de las regiones más exclusivas del mundo y se considera refugio de príncipes y estrellas de Hollywood, rodeado de castillos y palacios, donde acuden a esquiar estrellas del Jet Set internacional.
Además la familia de Mario Marín adquirió propiedades en Texas y Florida, ya que de acuerdo con los registros oficiales, el góber de las botellas de coñac es dueño de una residencia en el 6496 de la avenida West 27, número 203-41, en la ciudad de Hialeah, Florida, en la zona metropolitana de Miami, la cual tiene un valor de más de un millón de pesos.
Adicionalmente, Marín Torres compró otra propiedad en Texas, con una extensión de 557.4 metros cuadrados y con un precio de más de un millón y medio de dólares en el número 8415 de la calle Whitebrush, en la ciudad de Converse.
Acento Veintiuno señala que la riqueza acumulada por Marín durante su sexenio “alcanzó para distribuirse a todo el clan familiar: hijos, hermanos y sobrinos. Todos contaron con autos deportivos de marcas importadas como Porsche, BMW y Cadillac, los cuales usaban para pasearse por las principales calles de Puebla y la Ciudad de México.”
Respecto al derroche hijo de Marín, Acento Veintiuno divulga:
“La vida de derroche y riqueza del hijo del góber precioso son notables. Las visitas a tiendas de ropa de marcas internacionales, bares y restaurantes exclusivos son su modus vivendi.
“Aunado al uso cotidiano de aviones, helicópteros y limusinas, la familia del góber precioso pretende formar parte de Jet set internacional, y lo puede lograr con su fortuna calculada en 15 mil millones de pesos.”
Señala además que Marín Torres “saqueó a manos llenas las arcas del erario y no conforme con ello, contrajo una deuda estatal al final de su mandato por 9 mil millones de pesos.”
Esto a pesar de que al principio del sexenio de Mario Marín, Puebla practicamente no tenía pasivos que pagar.
Sin embargo, Marín gastó 3 mil 500 millones de pesos en su defensa legal ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por haber ordenado arrestar de manera ilegal a la periodista Lydia Cacho.
Esto en parte por la contratación de 500 horas de vuelo en helicóptero para él y su equipo de defensa legal. Tan sólo en eso, Marín gastó más de 32 millones de pesos con cargo al erario.
Adicionalmente pagó viáticos para su defensa legal que incluyeron el pago de hospedaje en lujosos hoteles de la avenida Campos Elíseos, del DF, con un costo de más de 10 mil pesos por noche.
Además, Marín pagó con dinero del erario los banquetes en el restaurante Champs Elysees, uno de los más exclusivos del DF, donde el cubierto sencillo para dos personas cuesta 3 mil pesos.
No sólo eso, para junio de 2010, Marín gastó 500 millones de pesos del erario en una campaña de propaganda para tratar de limpiar su imagen en todo el país.
La revista Acento Veintiuno asegura que ahora Marín vive prófugo en Holanda y que su hijo mayor vive materialmente exiliado en la ciudad de Wels, Austria; que ambos se dicen despreocupados de las acusaciones contra el ex gobernador priista y que aseguran que regresarán por sus fueros luego del primero de julio de 2012, cuando “su candidato resulte vencedor”, en referencia a Enrique Peña Nieto.
Una de las imágenes de la vida de lujos del hijo de Mario Marín y una de las propiedades del Góber Precioso en Estados Unidos publicadas por la revista Acento Veintiuno:

About these ads
Categorías: Articulo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.712 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: