EPN, ESAS RUINAS QUE VES E INAGURARAS (Reportaje completo)

PROCESO-1928-189x250Por Patricia Davila/Proceso

DURANGO/ MAZATLÁN.- Aún no se ha terminado y ya es considerada una de las más riesgosas del país. La supercarretera Durango-Mazatlán (que el presidente Enrique Peña Nieto debe inaugurar el jueves 17) ya presentaba “peligrosas” fallas geológicas no previstas en el proyecto técnico, túneles tapados por aludes y tramos en donde el terraplén con el pavimento va literalmente hacia el precipicio, desde antes incluso de que la golpeara la cola del huracán “Manuel”.

A causa de ese meteoro los daños se multiplicaron: hundimientos del asfalto por la presión del agua, drenajes tapados o que no soportaron el caudal y reventaron el asfalto, cunetas anegadas por la misma carga pluvial y pesadas rocas que deshicieron túneles, sin contar con que más de 50 de los 64 pasajes filtran agua. Una parte importante de los 57 puentes también presenta fallas de diverso calibre.

La carretera de 230 kilómetros fue anunciada como la más “importante y emblemática que se haya hecho en la historia de la ingeniería reciente de México, tanto por el reto que supuso su construcción como por la aplicación de la tecnología más avanzada”. Hoy es una ruta de desolaciones. No sólo por los túneles y puentes estropeados, sino también por los daños “colaterales” que causaron las constructoras Tradeco, Aldesa y Omega en 29 ejidos y comunidades de la zona.

ARROYOS AZOLVADOS

Esas afectaciones también son cuantiosas: arroyos o grandes cauces de ríos –como El Baluarte– completamente azolvados por el material que desparramaron las constructoras más allá de su derecho de vía. Contaminaron zonas protegidas, en las que crecen especies de pino endémicas, como la pseudotsuga. Destruyeron el hábitat de la guacamaya, que está en peligro de extinción. Cerraron caminos que servían para sacar los productos de las zonas madereras o de cultivo y quitaron puentes de paso para ganado. En pueblos como Santa Lucía, Sinaloa, los habitantes demandan la reparación de las cuarteaduras que las detonaciones causaron en sus inmuebles. Y lo paradójico: se construyeron puentes que no sirven a nadie.

A ello se suma que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pretende pagar a 60 centavos el metro cuadrado de tierra expropiada. Sin acuerdo previo, además, otorgó el permiso para que Grupo Carso, propiedad del empresario Carlos Slim, instalara en forma paralela a la megaobra el cableado de fibra óptica.

La lucha de los ejidatarios y comuneros se inició en noviembre de 2012. En febrero de 2013, por iniciativa de Andrés Medrano Quiñonez –quien se inició con El Movimiento por la justicia agraria–, siete ejidos y comunidades decidieron irse al amparo. Del municipio de Pueblo Nuevo, entre otros, fueron Chavarría Nuevo, Chavarría Viejo, San Antonio y Anexos; del municipio de Durango se sumaron La Victoria y José María Morelos, sólo que estos dos últimos fueron “apaciguados” por el actual senador suplente Óscar García Barrón, quien entonces era líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) narra el abogado defensor Enrique Pérez Virgen.

LOS AVALÚOS

“La primera demanda la presentamos en el Tribunal Unitario Agrario (TUA) de la ciudad de Durango, por el pago justo y la reparación de daños. Tenemos avalúos de la tierra y de bienes diferentes a la tierra que entregamos en las oficinas centrales de la SCT, así como en los estados. Estamos hablando de alrededor de 633 mil pesos por hectárea para Pueblo Nuevo, mientras que para San Antonio y Anexos, que está más conurbado, se cotiza arriba del millón de pesos”, señala Andrés Medrano, mientras entrega a Proceso copia de los avalúos de cada uno de los ejidos.

–¿En cuánto se los quieren pagar?

–¡Es vergonzoso! Nos ofrecen los precios que da Indavin (Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales): la gran cantidad de 60 centavos el metro cuadrado, o sea, 6 mil pesos la hectárea, menos de 10% de su valor.

Interviene el abogado Pérez Virgen: “Resulta más grave cuando los 60 centavos los comparas con los 28 mil millones de pesos que aplicó el gobierno federal en la construcción de la supervía. Es triste que a los dueños de la tierra no les hayan pagado nada por entrar a sus propiedades. Los constructores se valen de los documentos de ocupación previa de la tierra. Una cosa es que tengan el permiso para entrar y otra que regalen la tierra”.

EN PIE DE LUCHA

El 14 de enero de 2013, en una reunión, la diputada Catalina Mercado fue a convencerlos de que no demandaran. Ahí, Arturo Hernández Hernández, representante agrario del gobierno del estado de Durango, dijo que en el sexenio del exgobernador Ismael Hernández Deras se pagó a 23 mil pesos la hectárea en el municipio de Durango. No lograron convencer a los de Pueblo Nuevo.

Pueblo Nuevo es el segundo ejido más grande del país. Tiene mil 503 ejidatarios y una superficie que supera las 230 mil hectáreas –que incluyen 80 mil hectáreas de bosque para explotación–. En todo Durango, en total, son mil 800 ejidatarios afectados y arriba de 800 hectáreas dañadas. En Sinaloa son 800 campesinos de los municipios de Concordia, Mazatlán y Escuinapa.

“El día último de mayo hicimos valer el amparo que nos otorgó el juez segundo de lo penal, el cual dice que las cosas deben conservarse como están. Permanecimos 12 días en las colindancias de Pueblo Nuevo con los demás ejidos, pero fue personal del gobierno del estado para flexibilizarnos, y aceptamos para evitar represalias”, explica Pérez Virgen.

“En esta lucha social, jurídica y agrarista de los ejidos afectados de Durango, Nayarit y Sinaloa lo que se ha puesto al descubierto, entre otras cosas, es que Carlos Slim colocó fibra óptica en las autopistas. El debate es quién autorizó al señor Slim a instalarla en terrenos ejidales porque, suponiendo que los ejidos acordaron con la SCT el derecho de vía para construir la autopista, fue sólo para eso, no para que se instalara la fibra óptica ni para que se concesionaran al capital privado las autopistas, cuando la tierra de los campesinos aún no se ha pagado.”

NI JUSTO NI LEGAL

Por otra parte, los campesinos se niegan a que se concesione la operación de la autopista Durango-Mazatlán: “El Estado mexicano ha invertido cerca de 28 mil millones de pesos, por eso no nos parece justo ni legal ni legítimo que se le concesione a Guillermo Ortiz, de Banorte, o a Carlos Slim, de Grupo Carso. Además, la ganancia que pueda producir la autopista debe destinarse a educación y salud en los gobiernos locales”.

Aseguran que actualmente los conflictos son superficiales, pero cuando la supercarretera entre en funcionamiento se agudizarán: cuando los pueblos estén realmente incomunicados, cuando no puedan sacar sus cosechas, sus mangos, su maíz, su madera, y en las comunidades empiece a profundizarse la pobreza. Así sucedió en Sinaloa y Nayarit, por donde pasa la autopista Tepic-Mazatlán. El abogado menciona los 25 ejidos ganaderos a los que les cerraron el paso en el municipio Rosa Morada, a la altura de Las Pilas, en donde existía un camino natural para 10 o 15 mil cabezas de ganado, que desapareció.

En Pueblo Nuevo, 20% de la madera que tiene autorización de cortar está quedando sin extraer. Están dejando incomunicado gran cantidad de terreno considerado en el programa de manejo forestal. Por ello exigen el pago de daños y la construcción de los caminos saca cosecha, afirma don Andrés Medrano, quien junto con el abogado fue entrevistado en la ciudad de Durango.

“Hicieron el proyecto como los proyectistas de la SCT creyeron que era, no a la necesidad de los habitantes. Tenemos una Dirección Técnica Forestal que sabe en dónde hay necesidad de caminos, y un comisariado que envía a sus jefes de monte porque conocen las necesidades para la extracción forestal, pero nunca los consultaron”, afirma el señor José Luis Coria, quien guió a los reporteros por un tramo de la supercarretera hasta el puente El Baluarte-Bicentenario, límite con el estado de Sinaloa.

“Avance lento, no se pare, sólo lento…”, pide un empleado de la autopista en el ejido La Victoria, kilómetro 102+600. Ahí se están reparando enormes baches y tramos de carpeta asfáltica hasta de 100 metros de largo, sumamente dañados.

¿PANORAMA BELLO?

Rumbo a Mazatlán, en el ejido La Victoria (municipio de Durango), el centro turístico Arroyo del Agua resultó afectado. Al riachuelo del mismo nombre lo azolvaron con la megaobra. Ya desde antes de llegar a este punto los derrumbes de piedra sobre la carretera son recurrentes.

En el puente Lambederos, en Chavarría Viejo (municipio de Pueblo Nuevo), el cascajo también se derramó hacia la corriente del arroyo, en un área natural protegida. Ahí es el hábitat de la pseudotsuga, una conífera verde-amarilla. Al fondo del cañón también hay cupresos, un tipo de cedro. Ambas especies son endémicas. El túnel –del mismo nombre que el puente– está lleno de fisuras. Más adelante, el asfalto está completamente fracturado, es un trecho de aproximadamente 600 metros.

Se supone que una de las atracciones de la supercarretera es la belleza del panorama. Sin embargo, los defectos ocasionados por las constructoras son los protagonistas. Es el kilómetro 17+400. Se llama Las Bobedas. En esta zona hicieron bancos de escombro que nunca fueron señalados, afectando el derecho de vía. Por entre los pinos se alcanzan a ver los montículos de cascotes. Desde el puente La Noria se ve un bajío en el que depositaron las rocas de concreto sobrantes, lo que afecta a la corriente del arroyo Chavarría. El siguiente paso, llamado El Indio, está igual de afectado.

Por uno y otro lado de la supercarretera se ve el tendido de los cables de fibra óptica que aún no terminan de instalar.

AHÍ ESTÁ EL LUCRO

Para él, ahí está el lucro, no en las casetas: “El negocio está en la fibra óptica que corre paralelamente en las autopistas. Esto jurídicamente implica que la SCT concesionó, de manera irregular e ilegal, un servicio sin que el Estado mexicano fuera propietario de la tierra. El delito lo comete la SCT: Le apuesta a la enorme fuerza de Estado, al gran músculo jurídico que tiene, al control de jueces, magistrados y actuarios, y al bolsillo roto de los campesinos para que no sostengan un juicio demasiado largo, técnico y profesional”.

Los campesinos saben que su tierra genera plusvalía, por eso reclaman el pago a valor de mercado, como dice la Ley de Expropiación, el Reglamento de Propiedad Rural y la Ley de Bienes Nacionales.

–¿El hecho de que pase la fibra óptica eleva el costo de la tierra?

–Sí, porque genera plusvalía con las obras de informática. Carlos Slim entregó casi 6 mil 900 millones de pesos para construir la autopista Tepic-Mazatlán y el libramiento Tres en Mazatlán. De éstos, 30% lo destinó para adquirir la concesión administrativa de estas dos obras. Hay un indicador muy importante: en este 30% es muy probable que hubiera ido el dinero para el pago de la tierra, el pago de los daños y el pago de los perjuicios; es decir que la SCT agarró cerca de 2 mil millones de pesos y no les pagó a los campesinos sus derechos, su tierra, ni les construyó obras complementarias, como puentes, caminos laterales y saca cosechas. La pregunta es: ¿por qué la SCT con Vicente Fox y (Felipe) Calderón no le pagó a los campesinos?

PEDERASTAS BAJO LA BENDICION DEL VATICANO (Reportaje completo)

PROCESO-1928-189x250Por Columba Vertiz de la Fuente/Proceso

Alex Gibney (ganador del Óscar en 2008 por Taxi al lado oscuro como mejor documental) indaga, cámara en mano, el abuso sexual a niños por sacerdotes y demuestra todo lo que ha hecho la Iglesia católica para ocultarlo.

La exploración de Gibney está concretada en su documental Mea Maxima Culpa. Silence in the House of God, de 107 minutos, que se proyecta en cines del Distrito Federal y recorrerá el resto del país.

“Queremos darle voz a los ofendidos. Realicé este documental buscando justicia”, señala el también realizador de Enron: los tipos que estafaron a América.

El cineasta revela a Proceso, sorprendido, que a pesar de los casos documentados por libros y películas, la Iglesia católica se empeña en encubrir a decenas de sacerdotes (“depredadores compulsivos”) que actúan bajo el cobijo del poder del Vaticano.

“Es terrible que una institución religiosa tan ‘consagrada’ a la caridad y al amor dedique gran parte de su tiempo a proteger pedófilos. Se trata de personas como Marcial Maciel, que tenía un poder descomunal de convencimiento para hacer creer a sus víctimas que hacían el bien al dejarse abusar.”

Nacido el 23 de octubre de 1953 en Estados Unidos, Gibney se está convirtiendo en el documentalista más importante de nuestro tiempo, según algunos críticos de cine en su país. Actualmente edita un proyecto sobre Wikileaks y Julian Assange para Universal Pictures, aún sin título.

EL PADRE MURPHY

La producción de HBO Mea maxima culpa muestra la primera protesta pública en Estados Unidos sobre el tema, en la cual las víctimas acusan al sacerdote Lawrence C. Murphy de abuso sexual infantil.

El cura Murphy violentó a más de 200 niños sordos en su escuela St. John’s School for Deaf, de Milwaukee, Wisconsin, que dirigió entre 1950 y 1974. La cinta destaca que el escándalo desencadenó una investigación en el Vaticano. Y todo, dice, comenzó por una carta.

Estimado cardenal Angelo Sodano:

Le escribo esta misiva porque estoy furioso con el sacerdote Lawrence Murphy y quisiera saber si el papa Juan Pablo II lo va a excomulgar de la Iglesia católica. Estoy seguro de que el Papa sabe sobre los sacerdotes que han abusado de los niños en Estados Unidos, pero quiero que usted le cuente mi historia. Los sacerdotes han abusado también de los niños sordos. Y yo soy uno de ellos…

Cuatro varones discapacitados exponen lo que les ocurrió con Murphy. Son Terry Kohut, Gary Smith, Pat Kuehn y Arthur Budzinski, a través de las voces de los actores Jamey Sheridan, Chris Cooper, Ethan Hawke y John Slattery en el filme de Gibney, quien intenta impedir que se sigan permitiendo abusos sexuales a menores y la impunidad de curas con tendencias pedófilas.

La investigación emprendida por aquellos sordomudos ayudó a descubrir documentos de los Archivos Secretos del Vaticano “que muestran al Papa tan responsable como desvalido ante la cara del mal”.

En Mea maxima culpa Pat Kuehn narra a cuadro que el sacerdote Murphy era muy carismático, pues “tenía la habilidad, como El flautista de Hamelin, de hacer que las ratas lo siguieran e hicieran lo que él quisiera”.

LENGUAJE DE SEÑAS

Los denunciantes subrayan que sabía el lenguaje de señas y podía comunicarse con los niños; pero escogía a los que tenían padres que lo desconocían, así sus hijos no podrían comunicarles nada. Iba al dormitorio de los infantes y abusaba de ellos, o dentro del confesionario. Sus delatores se preguntan dónde se hallaban las monjas que supuestamente debían cuidarlos.

Terry Kohut lo denunció al Vaticano, como John Doe 16. Su caso fue sobreseído; pero él lo prosigue en las cortes de Wisconsin.

Hacia 1963, el cura Murphy se ausentó de la escuela, quedando en su cargo su homólogo David Walsh, a quien una de las víctimas le confesó todo. Walsh se había enterado del problema desde 1958, cuando redactó un informe al arzobispo Meyer, así como al delegado apostólico del Vaticano en Washington.

A su regreso, Murphy fue encarado por Walsh. Nada sucedió. A los niños que lo acusaron ante la policía tampoco se les creyó.

Ya en mayo de 1973 el arzobispo William Edward de Cousins se había enterado del caso Murphy por una misiva. Para mayo de 1974, con los abogados de su despacho legal Arlene Quandt and John Conway, víctimas como Budzinski y Smith se reunieron con el arzobispo De Cousins, miembros de la comunidad y el padre Murphy.

Murphy fue removido, aunque permaneció como fundador y director del alumnado. Pero Arlene Quandt escribió a la Delegación Apostólica del Vaticano acerca de los cargos contra Murphy en nombre de los estudiantes del St. John’s; Budzinski, Smith y Robert Bolger cuentan que en septiembre del mismo año colocaron un volante en el escritorio del juez del condado de distrito en Milwaukee, Michael McCann. Hacia 1975, Gary Smith interpuso una demanda civil contra la Arquidiócesis de Milwaukee y el cura, pero fue persuadido para firmar una disculpa y se retractó.

Hasta diciembre de 1993, el padre fue evaluado por la terapista Kathy Walter, quien suscribe en la cinta que Murphy admitió el abuso a 19 niños. La película destaca el enfrentamiento de Budzinski, Smith y Bolger con su victimario, en su casa de Boulder Junction, por julio de 1996. Lawrence Murphy sólo dice: “¡Déjenme en paz!”.

Murió en 1998.

‘EL DIABLO CON DISFRAZ’

Entrevistado por Gibney, el terapeuta clerical Richard Sipe afirma:

“Yo era un monje muy devoto, el sexo y el celibato se convirtieron en parte central de mi investigación y mis conocimientos, con el propósito de ayudar en la formación de sacerdotes. Los datos mostraban que más de 50% de los curas católicos de Estados Unidos practicaba el celibato, y entre más investigaba, más desalentado me sentí. La Iglesia católica defiende, cultiva y produce abusadores sexuales.”

Patrick J. Wall, exbenedictino, también revela que recorrió Estados Unidos, de costa a costa, sofocando escándalos de la Iglesia:

“Autorizaban hasta 250 mil dólares para cerrar un caso. En 1995 teníamos un presupuesto de 7 millones de dólares para manejar los problemas de abuso sexual de menores.”

Incluso le surgió la idea de comprar una isla en el Caribe: Carriacou, cerca de Costa Rica, para aislar ahí a los sacerdotes que abusaban sexualmente de los niños. La Iglesia dio un anticipo de 50 mil dólares para adquirirla, pero después el proyecto fue desechado. Wall colgó los hábitos al ver que se les permitía seguir en impunidad a los pederastas.

En Mea maxima culpa se habla del padre Gerald Fitzgerald, quien fundó los Siervos del Paráclito en 1947, para incluir en sus programas a sacerdotes pedófilos. El primer centro de tratamiento se abrió en Jemez Springs, Nuevo México.

El cineasta evidencia que Benedicto XVI, Joseph A. Ratzinger, durante 25 años dirigió la oficina que llevaba los casos más serios de abuso sexual cometidos por vicarios de Dios, llamada La Congregación para la Doctrina de la Fe, fundada en el siglo XVI, mejor conocida como La Santa Inquisición.

Se ve una escena en la que un periodista le pregunta a Benedicto XVI de los abusos sexuales a niños por padres, pero el Papa lo esquiva:

“No estoy enterado. No es conveniente que me pregunte eso ahora.”

–Se dice que usted ocultó…

Pero lo interrumpe Benedicto XVI, con un “no es el momento”.

Mea maxima culpa exhibe al cura Tony Walsh, de Limerick, Irlanda, imitador de Elvis Presley. En 1978 fue acusado de abuso, justo al año de su ordenamiento. Pero una investigación del gobierno en 2010 descubre que cometió otros 200 actos similares. Walsh ingresó al centro para tratamiento de padres ofensores Paraclete, en Stroud, Inglaterra. Por febrero de 1995, en Irlanda se le consignó por abuso sexual.

Pero también el documentalista aborda en pantalla el caso del padre Marcial Maciel. Gibney lo llama El diablo con disfraz.

EL BASTARDO CON SUERTE

FOTO DE UN HOMBRE FELIZ VIENDO LAS NUBESPor Everardo Monroy Caracas

Nuestra mayor tontería es decir la verdad (ante la amante). Por lo mismo, tu madre se casó con tu padre y naciste y ahora tienes a Eduardo Romo Riestra de presidente. Es importante que no estudies en la universidad o el politecnico porque no piensas en ti y en la familia. Es mejor trabajar de lo que caiga, ganar dinero, tener un pariente grillo y hacer voyerismo con la vecina. Así funciona México.

Hay algo que aprendí al caminar en tus calles y en las mías. No eres tan diferente a todos. Tienes dos piernas, dos brazos y algunos sueños retorcidos. Te levantas temprano (o sea, cuando se te antoje), me imagino que desayunas cereal (porque asi lo hacen los gringos) y, al final, después de ver el televisor (Televisa y Tv azteca) supones que el clima es favorable.

Así funcionamos… Jamás, y es verdad, nos damos cuenta que somos peces de tierra seca, de páramo… Por lo mismo, en la clases de cocina de Mamá Corina observé a la argenta  carpa aun boqueando entre el aceite hirviendo del sartén antes de ser destazado y pulverizado con ajo, cebolla y dos piscas de sal del mediterraneo… Estaba ella frente al televisor, tan enorme y jugosa, con esas piernas y labios de corazón que tantos sudores provocaron… Fue entonces que tuve una alucinación extraña y verti sobre las sábanas el platillo de huevos, salchichón y verduras. Tuvo la virtud de ser intocable, no hubo regaño…  Tu yo estuvimos varias horas en la cama con el televisor apagado y el zumbido de la lluvia encendido…

Romo Riestra ahora es un viajero del mundo y su firma tiene más valor que su alma, que el destino de nuestra familia. Ya no tenemos futuro… A Romo Riestra le vale madres conocer su origen, realmente entender quien es y hacia donde nos lleva… Es un actor más de Televisa y tuvo el privilegio de ganarse la lotería con ayuda del Tio Cosa…Es un afortunado que ama el ingles, los discursos de George W. Bush, sin darle el acento castizo al pensamiento, unicamente al sonido silbante…Yes mister presidente…of course…

LENIN HA MUERTO

imagesPor Everardo Monroy Caracas

La avenida se llama Monte Royal y es una serpiente cacariza que huele a chapopote quemado. Ha horadado el hormigón y construido una oscura cicatriz con vitrinas de cuarzo incandescente. Las mujeres de ojos azules y pelucas de fuego y paja siguen ahí, adheridas a los muros de vidrio, como almejas desvalidas, mientras aguardan la llegada de los cazadores de sueños.  La lluvia continua su deslice natural y chacotea. No logra conmovernos.
Es lunes, el mes de octubre tiene el color cenizo del ocaso y con las peinetas de invierno empieza alisar  sus canas. No me preguntes qué ocurre y porque tanta coquetería. Los tiempos son así y octubre, siempre condenado a pasar fríos y catarros, prefiere seguir su faena de vendedor de féretros antes de abandonar la avenida. En veintisiete días todo habrá concluido y un enorme refrigerador de puertas vidriadas será el próximo lecho de los desvalidos y divorciados.
Desde el amanecer el agua ha tocado los ventanales, tamborilea inquieta en su afán de llamar la atención ante su corta existencia. Tiene la vitalidad de una mosca y la negación de los predicadores de la buena nueva. Monte Royal es una filigrana de lodo cenizo, el espejo encantado de los ancianos sediciosos, que prefieren ser bastardos y maestros de lenguas muertas, también comediantes involuntarios de vodevil. Precisamente, en las afueras del bar La Noir, Vladimir es pateado por una mujerzuela de sucio pelambre solar, sumergida en su ropón rojo. No deja de maldecir. Es Caperucita Roja, la ex sindicalista de una empresa textil desaparecida y ex esposa de un comunista asesinado durante la huelga de los mineros de Trois Iles.  Capelia Breton terminó en las calles, ofreciendo su carne blanca como producto de consumo rápido, precisamente en la Monte Royal, donde es protegida por un mafioso ruso. De ahí el apodo: Cape-rucita-Roja.
Nadie interviene, porque la lluvia ha paralizado a nuestros héroes. Caperucita ama a su licántropo que la aguarda en una habitación del hotel La Reina Elizabeth. Él la observa desde el balcón, sin dejar de escuchar los bramidos inconfesables de una masa acicalada por la pelota de beisbol. El televisor se desgañita. Vladimir sangra y agita sus cortas piernas sin poder defenderse. Ha perdido el calzado.
Todos se preguntan ¿por qué Caperucita, ya corroída por el tiempo, martiriza a Lenin –así le apodan a Vladimir—y no le permite verter sus argumentos? Es algo insólito, porque en la avenida Monte Royal los monjes franciscanos siembran su semilla de amor y tolerancia y hoy están ausentes. El miércoles regresaran para repartir pan y café entre los vagabundos y prostitutas.
Es incomprensible aquello, ni yo logró descifrarlo. Me he detenido, a pesar del aguacero, cubriéndome la cabeza con el periódico del día.  Tengo empapados los hombros y la espalda y el hambre acicala mis pasos.
Sin embargo, la enorme cabeza barbada de Vladimir, el enano anarquista que siempre reparte su periódico La Revolución Perdida, no cesa de estrellarse en el asfalto y de sangrar. Caperucita tiene las zapatillas descarapeladas, tintas,  y no parece cansarse.
En el restaurante italiano La Caverne du Parrain una pareja de chinos ríe ruidosamente ante aquel espectáculo grotesco. El chino Jung, el de la nariz lastimada por el acné y las espinillas infectadas,  casi babea y es posible comprobar que su dentadura no es original, como la mujer que tiene a su lado. Unos metros arriba, en el edificio contiguo de ladrillo rojizo, el licántropo sigue vigilante, sin playera, asido a un bote de cerveza y con el cigarrillo humeante en la bocaza. Sus ojos son unos tizones encendidos y la melena caribeña se bambolea ante la respiración agitada de la naturaleza.
Lenin ha perdido el conocimiento, difícilmente logrará sobrevivir. Mas tarde me enteraría del entuerto. Dos décadas después, Caperucita vengaba la afrenta. Erik El Rojo, su marido, fue traicionado por los anarquistas de la Revolución Perdida.
La sangre tomó su vertiente, dejando atrás la tiesa y pequeña figura humana.  Los curiosos optamos por continuar nuestra marcha antes de que la noche arrojara su vaho mortuorio y los leñadores uniformados desconocieran a Caperucita. La avenida Monte Royal era una serpiente viva que amenazaba con engullirnos.

DESOBEDIENCIA CIVIL SIN VIOLENCIA…

AMLO-ok-440x277Ante la inminente imposición de los legisladores priistas, panistas y algunos perredistas chuchistas de reformar la constitución para compartir las ganancias petroleras entre las trasnacionales, que después le darán chamba a Enrique Peña Nieto, como ocurrió con otros expresidentes lacayos, Andrés Manuel López Obrador llamó a la desobediencia civil, a ejercer el derecho  legitimo de protestar, sin violencia. No es poca cosa lo que está en juego: el patrimonio de nuestros hijos y nietos…:Algunas propuestas que se escucharon, el domingo 6 de octubre, en la ciudad de México:

1.- Organizar cerco civil pacífico alrededor del Senado en cuanto comience a dictaminarse la modificación a los artículos 27 y 28 Constitucionales.

De aprobarse la reforma energética, organizar cerco en la Cámara de Diputados.

Cerco Pacífico a los 31 Congresos estatales, pues al ser reforma Constitucional requiere la aprobación de cuando menos 16 Congresos locales.

2.- Otra concentración nacional el 27 de octubre en el Zócalo con mayor participación ciudadana.

Portar un listón tricolor en señal de rechazo a las reformas energética y hacendaria.

Evitar ver Televisa. Además, dar seguimiento a los medios de comunicación para ver si respetan el derecho a la información.

Promover el uso de redes sociales y nombrar una comisión para usarlas de manera adecuada y la mención #EPNtraidoralapatria.

No comprar en tiendas Soriana.

Apagar la luz a la misma hora y por el mismo lapso de tiempo. De inicio, una vez al mes, el día que sube la gasolina de 7 a 8 de la noche.

Promover amparos masivos y acciones colectivas para no pagar la luz ni los aumentos de impuestos.

Promover brigadas de información.

Construir alianza con organizaciones sociales y partidos políticos.

Enviar cartas a la petroleras extranjeras como Shell, Chevron y Exxon, para explicar que los contratos de utilidad compartida no tendrán validez legal ni legítima.

Crear comisión de seguimiento a los contratos de utilidad compartida en caso de aprobarse la reforma energética.

Además, elaborar un memorial de la ignominia con los nombres de diputados locales y federales y senadores que voten a favor de dichas reformas e informar distrito por distrito de su comportamiento inmoral y anti patriótico.

3.- La suma de las dos opciones anteriores.

AZCARRAGA A BOZZO: ¡QUE SE CALLE LA DESGRACIADA! (reportaje completo)

PROCESO-19271-190x250Por Jenaro Villamil/Proceso

El conflicto entre la conductora estrella de Televisa, Laura Bozzo, y Carmen Aristegui, de Noticias MVS escaló muy alto en medios de comunicación y en las redes sociales, a tal punto que el consorcio de Emilio Azcárraga le ordenó a la peruana que cerrara la boca. Demasiado tarde… Con el escándalo afloró no sólo el historial presuntamente delictivo de la peruana en su país, sino un caudal de componendas entre ella, Televisa y los gobernadores Eruviel Ávila, del Estado de México, y Ángel Aguirre, de Guerrero, quienes gastan millonadas de dinero público en su adicción a la publicidad televisiva.

El uso irregular de fondos del erario para su talk show, el apoyo prestado en pantalla para lanzar “guerras sucias” contra adversarios políticos y mediáticos, y las reiteradas acusaciones e investigaciones por presentar falsos testimonios de víctimas de desastres naturales o de supuestos abusos sexuales, constituyen una constante en la carrera de la conductora Laura Bozzo.

La polémica generada por la utilización de recursos públicos del Estado de México para lucirse como “rescatista” en las zonas afectadas por las tormentas en Guerrero, así como su disputa con la periodista Carmen Aristegui, a quien Bozzo tachó de “mentirosa” y amenazó con iniciarle una guerra sucia en la pantalla, es una fórmula que aprendió durante la presidencia de Alberto Fujimori en Perú, cuando se convirtió en aliada y comunicadora privilegiada de ese régimen.

En el expediente 031-2002 de la Corte Superior de Justicia de Lima se incluyen varias acusaciones contra ella, incluso que recibió dinero de Vladimiro Montesinos, jefe de la inteligencia peruana, cuando fue conductora del Canal 4 y apoyó a la campaña de reelección de Fujimori en 1999 mediante programas favorables al mandatario.

“Otro rubro de la imputación versa sobre la disposición de fondos públicos realizada por Montesinos Torres a favor de Bozzo Rotondo relacionados con los programas especiales conducidos por dicha acusada, entre ellos el tema relacionado con los lisiados por terrorismo”, se consigna en la página 80 el expediente.

Una testigo de estas imputaciones, María Angélica Arce Guerrero, relató cómo Bozzo armó un programa especial sobre lisiados de las fuerzas armadas para favorecer mediáticamente los intereses de Montesinos, el temido jefe de los servicios de inteligencia de Perú:

“Se realizó un programa de los lisiados de las fuerzas armadas. Montesinos conversó con el general Villanueva Ruesta y Fernando Dianderas para que enviaran a los lisiados que tenían en esos momentos producto de la subversión. Llegaron en ambulancias y por tratarse de lisiados no pudieron subir al segundo piso, sino que se quedaron en el primer piso. Montesinos se encontraba en el segundo piso de la Sala de Edecanes con la señora Laura Bozzo a la que se le comunicó que ya habían llegado los lisiados. Montesinos le indicó a la señora Bozzo que bajara y hablara con los lisiados.

“La señora Bozzo bajó a hablar con cada uno, entre ellos soldados, oficiales y técnicos de la policía. Después subió, habló con Montesinos y me pidió que le entregara unos quince sobres de manila tamaño pequeño. Se los di y él siguió caminando por el pasadizo hasta llegar a la Sala de Edecanes. Después, la señora Laura Bozzo bajó y vi que les entregaba los sobres a cada uno de los lisiados y éstos salieron al día siguiente en su programa de televisión.”

PLAN COLOMBIA

En contraste con este testimonio, los abogados de la conductora presentaron a los lisiados Juan Polanco Barrientos y Alberto Barrantes Vásquez, quienes negaron haber recibido dinero. El tribunal colegiado de la tercera sala penal consideró por mayoría que “no se ha acreditado que en este programa los lisiados hayan recibido dinero del Estado” porque “no hay un dato objetivo que lo corrobore”.

Lo mismo sucedió con el programa especial Colombia al borde del abismo. Otros testigos afirmaron que Montesinos y el general colombiano Harold Bedoya visitaron a Bozzo para proporcionarle “planos o mapas de Colombia que se mostraron en dicho programa”.

Bozzo admitió que asistió a las oficinas de Montesinos “a efecto de entrevistarse con el general de Colombia, sin aceptar habérsele proporcionado documentos elaborados en dicha entidad para su programa”. El colegiado tuvo que admitir que este hecho sí fue acreditado.

El largo expediente, cuya copia obtuvo Proceso, subraya que entre 1999 y 2000 Bozzo se reunió en 10 ocasiones con Montesinos, actualmente preso en su país, “para que le facilitara información respecto a los temas que la doctora Bozzo debía tratar en su programa de televisión, tales como el Plan Colombia o sobre el terrorismo”.

La conductora se libró de pisar la cárcel frente a las imputaciones por asociación delictuosa que le hicieron durante la investigación contra Montesinos en julio de 2006 —incluyendo el regalo de un collar y una pulsera de oro con brillantes que, según ella, fue “un regalo de parte de su padre” —. Sin embargo, su prestigio quedó dañado para siempre en su país natal al señalársele como parte de la red de promoción mediática de Montesinos y de Fujimori.

El tribunal judicial peruano sentenció a Bozzo a una “prisión suspendida” —equivalente a libertad condicionada— por presunta complicidad en los delitos de peculado y de asociación ilícita. Pasó tres años encerrada en la citada televisora, desde donde siguió transmitiendo su programa.

Otro caso de manipulación televisiva que obra en el expediente se relaciona con la forma en que Montesinos puso a disposición de Bozzo al general Juan González Sandoval, mejor conocido como El Chacal, para desacreditar en su programa al candidato presidencial opositor, Alejandro Toledo.

En marzo de 2000, González Sandoval convenció a Lucrecia Orozco, madre de una pequeña llamada Zaraí, para que se presentara en el programa de Bozzo y le exigiera a Toledo que reconociera públicamente la paternidad de la menor y el pago de una pensión.

Esta operación fue financiada por el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), el aparato de represión dirigido por Montesinos, según reportó el corresponsal Ángel Peláez.

MONTAJES

Esta no es la primera ocasión que Bozzo utiliza su espacio en la pantalla para capitalizar en su favor las tragedias personales derivadas de desastres naturales. En 2007, a raíz del terremoto en Pisco, una investigación del novelista y conductor televisivo Jaime Bayly comprobó que una niña afectada por el desastre y “hallada” por Bozzo entre los escombros era en realidad una actriz presentada anteriormente en uno de sus programas como víctima de abuso sexual. Así lo consignó en su edición del 26 de septiembre pasado el periódico El Comercio de Perú.

Bozzo dejó su país y comenzó Laura en Acción en la cadena estadounidense Telemundo. Ahí también fue acusada de falsos testimonios. Periodistas de Panamericana TV reconocieron en uno de los programas a Cecilia Zorrilla, una chica del medio televisivo que hacía las veces de panelista de Bozzo en su emisión.

Frente al escándalo detonado, en mayo de 2008 Telemundo puso “en receso” el programa de la peruana. Los ejecutivos reconocieron que sus “falsos testimonios” afectaron a los anunciantes.

En su programa El Francotirador, Bayly afirmó: “Telemundo tuvo la decencia de sacar a Laura de la televisión y suprimió sus dos programas: el de las nueve de la mañana y el de las cuatro de la tarde. Ahora, en su lugar pusieron dos telenovelas.

“Laura no está más en televisión. Telemundo decidió retirarla, expectorarla como cuando uno tiene una presencia molesta. Le echaron agua bendita”, se mofó el escritor peruano, quien se ha convertido en uno de los principales y constantes críticos de la conductora.

Tras su salida de Telemundo, Bozzo fue reclutada por TV Azteca, la segunda cadena privada más grande de México. Pero el contrato con la empresa de Ricardo Salinas Pliego se canceló abruptamente, en medio de versiones en revistas de espectáculos sobre supuestos conflictos con Paty Chapoy, conductora de Ventaneando, programa estelar de Canal 13.

En YouTube circuló un video titulado “Laura Bozzo maltrata e insulta a sus empleados de TV Azteca”. Ahí se escucha a la conductora peruana quejarse porque los casos y los invitados a su programa “no funcionan”.

PROMOCIÓN POLÍTICA

La entrada de Bozzo a Televisa incluyó convenios millonarios de gobernadores con la empresa de Emilio Azcárraga Jean, sobre todo con Ángel Aguirre, de Guerrero y Eruviel Ávila, del Estado de México. Ambos mandatarios son adictos a la promoción televisiva sufragada con recursos públicos, y ahora están involucrados en el escándalo de la conductora de talk shows de Televisa.

La peruana ha prestado su imagen para promover a estos gobernadores, como lo hizo en su país natal con Fujimori y Montesinos. En marzo de 2012, en el marco de las secuelas dejadas por el sismo en la Costa Chica guerrerense, Bozzo acompañó en una gira a Aguirre, quien prometió despensas, nuevas viviendas y programa de empleo temporal.

“Yo, señores, soy del pueblo. Cuando hay un desastre soy la primera en estar porque vengo representando a la Fundación Televisa que quiere ayudar… rehabilitaremos escuelas con computadoras, aulas deportivas y una serie de cosas para evitar el alcohol y las drogas, los problemas que tenemos. ¡Estoy acá y estaré siempre con ustedes!”, arengó Bozzo, según consignaron los reporteros de este semanario Marcela Turatti y Ezequiel Flores.

“Es una burla para la gente que busca ayuda y le traen un show”, dijo hace año y medio el conductor de la radio independiente Ñnomandaa (La Palabra del Agua), de la comunidad de Xochistlahuaca, al comentar la llegada de Bozzo como acompañante del gobernador.

La conductora apoya y elogia a los gobernadores que tienen convenios millonarios de publicidad con Televisa. Es el caso de Eruviel Ávila, a quien la defendió en el caso del escándalo por el uso irregular de los helicópteros Relámpago.

De acuerdo con los contratos recientemente exhibidos por el gobierno de Eruviel Ávila, de enero a diciembre de 2012 el erario mexiquense destinó a Televisa 52 millones 700 mil pesos en contratos por adjudicación directa; el concepto: “publicidad y propaganda en medios de comunicación electrónica, difundiendo información de mensajes y actividades gubernamentales”. Con TV Azteca también firmó un contrato, aunque menos cuantioso, pero también multimillonario: 23 millones 200 mil pesos, por el mismo concepto.

Para el presente año, el gobierno de Ávila presupuestó 191 millones de pesos a fin de publicitarse en medios de comunicación, cantidad 3.6% superior a la de 2012. No se conoce la cifra exacta que destinará a Televisa y a su repetidora Televisa-Toluca, pero en los medios locales se calcula que superará en más de 60% por ciento lo pagado el año anterior.

En el Congreso mexiquense la oposición ya solicitó que se investigue el uso irregular de helicópteros de rescate por parte de medios de comunicación, y en especial de Laura Bozzo. Además, la Asociación Nacional de Seguridad y Emergencias (ANSE) la desconoció como rescatista.

“Ninguna organización de rescate de Chile y Perú, sobre todo aquí en México, ha colaborado con este personaje en ningún solo rescate de emergencia”, desmintió la ANSE en su comunicado a Bozzo, quien ha presumido ser colaboradora de los Topos en los países sudamericanos.

SILENCIADA

“No puedo declarar nada sobre el escándalo. En Televisa me pidieron que ya no abundara”, declaró Bozzo el miércoles 2, en una entrevista con el Canal 2 de Perú. Sólo aceptó hablar de su rating —según ella tiene “más de 50 puntos”— e insistió en que ella ama a México y se quedará aquí.

Ya no mencionó a Aristegui, quien esta semana entrevistó al fiscal anticorrupción de Perú, Julio Arbizu, uno de los abogados que investigó el vínculo entre Bozzo y Montesinos.

El peruano declaró a Noticias MVS que durante la investigación se comprobó “el pago que el gobierno de Fujimori hizo en la televisora donde trabajaba Laura Bozzo”. Agregó que la conductora “desarrolló métodos denominados psicosociales que funcionan como desvíos de atención pública sobre los problemas reales de ese país”.

Aristegui afirmó que Bozzo es “un personaje con una biografía y una historia muy compleja relacionada fundamentalmente con una historia criminal”.

La única reacción de Bozzo fue llorar en la pantalla. El martes 1 acusó a Aristegui de atacarla con “información vieja y falsa”. Insistió en su petición sobre derecho de réplica en el espacio informativo de la periodista de MVS.

El jueves 3 la Asociación a Favor de lo Mejor en los Medios exigió mediante un comunicado que se retiraran del aire los programas Laura, de Canal 2 y Cosas de la vida, de Canal 13. Francisco Javier González, presidente y vocero de esa agrupación, que integra a universidades y fue creada bajo el patrocinio de Lorenzo Servitje, propietario de Bimbo, consideró que la reciente polémica entre Bozzo y Aristegui “aceleró y le dio más fuerza a esta petición constante porque ayudó para que la gente manifestara nuevamente su disgusto ante este tipo de contenidos que no son nada edificantes”.

En la emisión de su programa del viernes 4, Bozzo ya no mencionó nada sobre Aristegui ni sobre los damnificados de Guerrero. Eso sí, en su peculiar estilo, le gritó a uno de los invitados: “¡Gracias a la Fundación Televisa tienen una casa!”.

BANCOMER, EN LA TRAMA FINANCIERA DE MONEX-PRI (Reportaje completo)

PROCESO-19271-190x250Por Jesusa Cervantes/Proceso

Una investigación encabezada por el consejero electoral Alfredo Figueroa sacó a la luz datos para apuntalar la acusación de que el PRI recurrió a la triangulación ilícita para hacer perdedizo el origen y destino de los millones de pesos usados en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto y exhiben también “falta de competencia” e “incongruencia” de la Unidad de Fiscalización del IFE para indagar el llamado Monexgate.

Lo anterior viene a sumarse al hecho de que, el pasado 23 de enero, el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) exoneró al partido que llevó a Peña Nieto a la Presidencia.

La investigación de Figueroa fue motivo de un amplio debate en la sesión del IFE del pasado 26 de septiembre; pese a ello, los medios se limitaron a consignar que se exculpaba al PRI de la “compra y coacción” del voto a través de la madeja bancaria y mercantil del Monexgate y que se aprobó un recurso “oficioso” para indagar a Bancomer. No más.

Sin embargo los resultados del escudriñamiento a los casi ocho mil destinatarios de los monederos Monex que realizó la Comisión de Quejas y Denuncias, encabezada por Figueroa, reveló que Alfredo Cristalinas Kaulitz, jefe de la Unidad de Fiscalización del IFE “se negó” a investigar un cuarto banco —Bancomer— el cual aparece en la trama financiera del PRI pese a contar con elementos suficientes para hacerlo”.

Lo más grave, dice Figueroa a Proceso, “se descubrió que los 70 millones de pesos que aceptó el PRI manipular mediante los monederos no fueron para ‘el pago de estructura electoral’, como justificó ante la autoridad electoral, versión aceptada sin investigar”.

‘MONEXGATE’ DE NUEVO

La historia del Monexgate se destapó el 26 de junio de 2012, nueve días antes de la elección presidencial, cuando Acción Nacional denunció el uso de tarjetas Monex por parte del PRI para la “compra y coacción del voto”; incluso presentó varios plásticos y narró cómo fue el operativo, estimando que para la maniobra se había dispuesto de por lo menos 700 millones de pesos.

Días después, el 5 de julio la coalición PRD-PT-MC robusteció aquella denuncia al presentar cientos de facturas emitidas por Monex a nombre de las empresa Inizzio, S.A. de C.V. y Comercializadora Efra, S.A. de C.V., propiedad de Emilio Fraga, recientemente sumado la dirección nacional del PRI, y las cuales respaldan la compra millonaria de tarjetas Monex.

Una semana más tarde la coalición de izquierda reveló la participación de otras compañías: Atama, con operaciones financieras por 13.9 millones de pesos; Tiguan, con 9.2 millones y Koleos, con 3.2 millones.

Tras la denuncia del PAN el IFE dijo que había detectado la emisión de tarjetas por 70 millones 815 mil pesos por parte del PRI para “el pago de su estructura electoral”.

A partir de ese momento y ante el alud de denuncias y evidencias presentadas por la oposición, el PRI hubo de aceptar públicamente el 17 de julio que su partido contrató a una empresa para la emisión de tarjetas Monex: 7 mil 851 monederos por tan sólo 70 millones, misma cantidad que el Instituto Federal Electoral había detectado.

Las denuncias sobre el caso Monex empezaron a desahogarse el 23 de enero de 2013 en el Consejo General del IFE. Ese día la Unidad de Fiscalización sostuvo que el PRI no sólo había recurrido a Monex y Santander en su entramado financiero, como lo había denunciado la coalición de izquierda, sino sumó a la veintena de empresas que Proceso reveló en su momento, otras 14, además de la participación de cuatro personas físicas y tres bancos más: Banamex, Banorte y Bancomer.

Sin embargo a este último nunca lo investigó. La Unidad de Fiscalización tampoco buscó a los propietarios de las tarjetas. No obstante en su dictamen consideró que el “origen y destino” de los recursos utilizados por el PRI estaban plenamente identificados: “Para el pago de la estructura electoral”, además de que el entramado financiero no fue ilegal.

El Consejo General avaló el dicho de la Unidad, pero al aparecer el nombre de Alkino, la empresa a la cual el PRI —como reconoció el 17 de julio— había contratado para la adquisición de las tarjetas, también surgió el término de “contrato de mutuo acuerdo” firmado entre empresa y partido.

Al no estar validada la figura “contrato de mutuo acuerdo” en el Reglamento de Fiscalización del IFE e incluso no haber sido notificado cinco días antes de su firma al órgano electoral como obliga la regla, se ordenó a Cristalinas que investigara sobre “la legalidad o ilegalidad” de ese instrumento financiero. El pasado 26 de septiembre la Unidad dictaminó que sí fue legal y el Consejo lo respaldó.

EL PRI MINTIÓ

En paralelo, la Comisión Quejas y Denuncias abrió una investigación sobre el caso de las tarjetas.

En entrevista, su presidente, Alfredo Figueroa relata que ellos sí hicieron el trabajo nunca realizado por los más de 50 empleados de Cristalinas: acudir con cada uno de los propietarios de las 7 mil 851 tarjetas para comprobar si de verdad eran los dueños y utilizaron el dinero para lo que la “Unidad y el PRI dijeron” —el pago de la estructura electoral— así como los montos.

“La investigación mostró dos cosas: lo planteado por la Unidad de Fiscalización (el 23 de enero) para lo que se habían empleado los recursos no fue así (en su totalidad para el pago de la estructura).

“Las personas nos dijeron en una proporción muy grande que no fue eso; ni era el monto ni era para lo que la Unidad de Fiscalización y el PRI decían que se había destinado el monto”, relata Figueroa.

Añade: “Esta otra investigación hecha desde la comisión y el Jurídico, muestra la ausencia de congruencia y consistencia de los datos de fiscalización ¡desde el origen de la queja! En la indagatoria viene el porcentaje de quienes dijeron que el dinero no era para lo que se decía, el porcentaje de quienes no contestaron y el de quienes dicen no haber recibido el dinero que dicen la Unidad y el PRI; uno dijo: ‘Yo fui representante distrital para otros efectos’ (es decir no para la estructura electoral)”.

Figueroa, quien concluirá su plazo de siete años como consejero electoral el miércoles 30, señala que la investigación de la comisión “revela en realidad para qué fue el dinero” y todavía más preocupado suelta: “Es decir, no estaba comprobado el destino del dinero”. Destino que la mayoría del consejo general del IFE y la Unidad de Fiscalización dieron por comprobado el 23 de enero.

Se le comenta que con esta indagatoria se echa abajo la justificación del PRI sobre el uso de los 70 millones de pesos emitidos en tarjetas Monex y en cuyo proceso participó la empresa Alkino, así como la aceptación de la Unidad de Fiscalización.

“Sí, pero también de la mayoría del Consejo General que votó en esa dirección”, dice y añade: “Las conclusiones de esta investigación que hicimos y las de la Unidad de Fiscalización no son las mismas”.

Ante las contundentes evidencias de la nueva indagatoria realizada por la Comisión de Quejas y Denuncias, Figueroa propuso dar vista y remitirla en su totalidad al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Lo anterior porque el tribunal tiene desde el 23 de enero pasado el recurso de impugnación tanto del PAN como del PRD, PT y MC por la decisión que tomó el Consejo General del IFE, queja que hasta el momento no se ha resuelto.

ANTECEDENTE PARA LA IMPUNIDAD

En la emisión de las tarjetas el PRI dijo haber utilizado a Alkino. En el dictamen que la Unidad de Fiscalización presentó el 23 de enero se reveló el entramado financiero: El PRI contrató a Alkino la cual, por incapacidad de crédito, solicitó un préstamo a Atama en un monto a ser dispersado en las tarjetas contratadas. Luego Atama solicitó a Inizzio la adquisición de las tarjetas de prepago para que después ésta y Banco Monex celebraran un contrato para adquirir las tarjetas. Y finalmente Atama realizó a través de empresas mercantiles y cuatro ciudadanos los pagos a Monex.

En todo este entramado el PRI firmó un “contrato de mutuo acuerdo” con Alkino por 66 millones que con todo e intereses sumaba los 70 millones de pesos. La Unidad de Fiscalización determinó que el instrumento financiero fue legal y así lo respaldó en su mayoría el consejo General.

No obstante Figueroa votó en contra. En primer lugar, explica, porque el “mutuo acuerdo está reglamentado por la autoridad civil y el Reglamento de Fiscalización no lo permite; lo único que avala para financiamiento a partidos son los créditos bancarios y éstos se deben notificar con cinco días de anticipación.

“En el sistema electoral no debe permitirse un financiamiento con una contratación de mutuo acuerdo por las siguientes razones: porque Alkino le dio al PRI una tasa de interés de apenas 3% y con esto lo que estaríamos legalizando es la vía por la cual las empresas mercantiles (las cuales tienen prohibido por ley financiar) o los hombres más ricos del país podrían financiar un partido a diez años. ¿Acaso una persona mercantil puede hacer un convenio mutuo a diez años?”

Se defiende ante cualquier suspicacia y recuerda que la Unidad consideró legal el “contrato de mutuo acuerdo”; pero “voté en contra y perdí la votación pero también en la anterior (la de compra y coacción del voto). Lo que planteé en este tema es que no podía advertirse el destino de los recursos empleados, no estaba acreditado y por lo tanto ameritaba una sanción”.

DE MONEX A BANCOMER

En la misma sesión del 26 de septiembre salió a la luz la participación de Bancomer en el tinglado financiero del PRI. En su investigación Figueroa detectó dos tarjetas emitidas por tal banco. Es decir, no sólo Monex fue utilizado para la dispersión de recursos y no sólo Bancomer fue utilizado para hacer transferencias o depósitos bancarios sino que también vendió plásticos.

El descubrimiento de Figueroa llevó a ordenar a la Unidad de Fiscalización que inicie una indagación “oficiosa” sobre la participación de este banco. Es decir, el caso Monex sigue abierto en el IFE y ahora podría surgir el Bancomergate.

Al buscar a cada uno de los propietarios de las casi 8 mil tarjetas, relata el consejero, se detectaron dos plásticos emitidos por Bancomer. “Encontramos a dos personas quienes nos dijeron que ellas no habían sido financiadas con Monex sino con tarjetas Bancomer”.

En paralelo, continúa Figueroa, fuimos con el PRI y le preguntamos si ellos habían utilizado otro mecanismo de dispersión de recursos y nos contestaron que no.

El consejero llama la atención sobre el actuar de la Unidad de Fiscalización a la cual seis meses atrás le informaron del descubrimiento y le pidieron investigar. “Hubo una relación epistolar con la unidad preguntándole sobre estas cuentas, su respuesta fue que como no tenían relación con Monex no iba a investigar nada y no estaba investigando nada.

Aclara, “no se puede prejuzgar qué se puede encontrar, pero… así empezó el caso Monex: con dos tarjetas. Ahora deberán investigar si esos números de tarjetas existen o no y si es positivo habrá que establecer quién las fondeó, quién se las dio, cuántas fueron. Esta investigación tendría que llevar a la cuenta central y seguir así la ruta del dinero.

“Otra cosa que se debe investigar es por qué el PRI no lo reportó”, dice Figueroa. “Incluso lo negó”.