EL AMASIATO DESCARADO DEL PANISTA MADERO Y EL PRIISTA PEñA NIETO (Reportaje completo)

Proceso-1920Por Alvaro Delgado/Proceso

La Asamblea Nacional Extraordinaria del PAN –efectuada el sábado 10 para aprobar los nuevos estatutos del partido –provocó la irritación de varios militantes, entre ellos Jorge Manzanera Quintana, quienes acusan al dirigente Gustavo Madero por su cerrazón y sus arbitrariedades, pero sobre todo, dicen, por su docilidad ante Enrique Peña Nieto. El otrora mesurado Manzanera se lanzó con todo y contra todos, incluido el expresidente Felipe Calderón, a quien por primera vez acusa de deslealtad por haber puesto a Madero al frente de ese partido.

El reservado Jorge Manzanera Quintana, operador electoral y confidente de Felipe Calderón desde hace un cuarto de siglo, decide hablar públicamente por primera vez de la crisis que hunde al Partido Acción Nacional (PAN).

Lo hace obligado, alega, por la conducta arbitraria de Gustavo Madero, presidente de ese partido, cuya “cerrazón” sin precedente ha conculcado los derechos de la militancia.

“Hay una total ruptura del estado de derecho interno”, afirma, y anuncia que impugnará los nuevos estatutos del PAN, aprobados en la 17 Asamblea Nacional Extraordinaria, el sábado 10, viciada —explica— por una votación incierta y por “artículos escondidos” que representan un “engaño” a los panistas.

En esa sesión se violentó también —afirma— la libertad de expresión y se impuso un “férreo control” con cuerpos de seguridad y cámaras de video que se usarán para identificar y sancionar a los “provocadores”, como llamó Madero a los inconformes por el “fraude” cometido en la Arena Ciudad de México.

La Asamblea Nacional, que se reanudó luego de que en marzo se suspendió por falta de quórum, es “impugnable totalmente” ante el IFE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, asegura Manzanera, quien dice que lo que busca es salvaguardar el derecho de la militancia a elegir por voto universal a sus dirigentes.

Manzanera contrasta la conducta de Madero con su docilidad ante el priísta Enrique Peña Nieto, pese a los malos resultados del gobierno y a los abusos en las elecciones que siguen impunes. “Es una complicidad irresponsable”, define.

Sostiene que el PAN es oposición —”no gusta a Madero, pero real y técnicamente es así”— y debe ser contrapeso del gobierno. “Se debe apoyar lo que sirva a México, pero no hacerlo en el silencio, el ostracismo y en eventos públicos para firmar documentos. No puede haber un acompañamiento silencioso de complicidad con este gobierno”.

Entre tantas omisiones de Madero ante la conducta de los priístas, Manzanera recuerda los abusos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Hidalgo para obtener “carro completo”, justo el estado que gobernaron el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador Jesús Murillo Karam.

“Fue un caso tremendo donde golpearon a nuestros dirigentes y Madero no hizo una denuncia. Y un detalle importante: Fue uno de los estados que no visitó en campaña. Tampoco la delegada del CEN, Laura Rojas, se paró en el estado. Entonces vayamos sacando lecturas”.

En la amplia entrevista con Proceso la mañana del jueves 15 —cuando el PAN comenzó a difundir un spot triunfalista de Madero sobre la Asamblea Nacional— Manzanera aclara: “¡Calderón no está detrás de mí! ¡Yo tengo libertad!”

Habla por primera vez de la deslealtad de Calderón en la elección interna de presidente del PAN en 2010, cuando contendieron Madero y Roberto Gil Zuarth. “Cerró el proceso jugando en dos pistas”.

Aunque ilusionó a Gil, terminó apoyando a Madero y por eso, cuando Margarita Zavala reclamó a aquél haber abandonado a Calderón por no aceptar posiciones en el CEN, Manzanera reviró: “El presidente nos dejó solos primero”.

Operador electoral de la campaña de Gil Zuarth, Manzanera describe a detalle las maniobras desde el gobierno de Calderón para hacer ganar a Madero, cuyo calderonismo lo llevó a ser coordinador en el Senado tras la destitución de Santiago Creel en 2008 y las amenazas de la organización ultraderechista El Yunque de romper con el PAN si el ganador era el primero.

“No olvidemos la historia reciente de cómo llegó Madero a la coordinación y cómo llegó también a la presidencia. Dicen que había una manipulación para nombrar al Consejo Nacional. Bueno, Madero llegó con un Consejo Nacional nombrado durante la presidencia de Felipe Calderón.

—¿Madero ganó por Calderón?

—Él (Madero) no puede negar que hay una manipulación en el Consejo Nacional. Sin embargo sólo evidencia las cosas cuando le conviene.

MADERO, CALDERONISTA

Después de casi dos décadas de no dar una entrevista periodística –”desde que dejé la presidencia del partido en Chihuahua en 1994″– el polémico panista acepta una charla que, a solicitud suya, se celebra en las instalaciones de Proceso.

“Cuando se cierran los espacios internos hay que buscar a los medios para expresarse”, razona Manzanera, quien habla también del pago de 12 millones de pesos que hizo el PAN a Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, cuñado de Calderón, en la campaña de 2006.

Niega haber sustraído parte del crédito de 400 millones de pesos para la elección de 2009 –”esos recursos no pasaron por mis manos”– y rechaza militar o haber sido militante del Yunque, organización a la que atribuye que lo vetaran en la campaña de Josefina Vázquez Mota.

Fue él, afirma, quien pidió la expulsión de Manuel Espino del PAN –”por deslealtades al partido, no por libertad de expresión”– y admite que el combate a la corrupción es la principal deuda del PAN y de los gobiernos de Vicente Fox y Calderón.

“Nos falta recuperar la honestidad, la transparencia y ahora en el partido, el estado de derecho”, juzga Manzanera, para quien la lucha de facciones se profundizará si se sigue aplazando la reflexión sobre las causas de la derrota del año pasado y se cierran, como ocurre, los espacios de debate.

“No se ha dado un debate real y, mientras no se dé, la crisis no va a ser superada.”

Manzanera evoca la elección del 5 de diciembre de 2010, celebrada en la sede nacional del PAN, en la que no participó Calderón por estar de viaje en Argentina, y que marcó el inicio del choque de facciones en el PAN.

El grupo de allegados a Calderón se dividió: Unos apoyaron a Madero y otros a Gil, identificado como el “oficial”, si bien el primero era respaldado abiertamente por Margarita Zavala, la esposa del presidente.

En medio de la tensión entre los consejeros, el entonces secretario de Gobernación, Francisco Blake, convocó a un desayuno antes de la elección, en el que dijo a varios líderes del PAN que “la línea era que no hay línea”.

“Fue un punto de definición de esa elección interna. Mi intuición es que ahí se trató de llevar un poco de votos a Madero”, afirma Manzanera, quien también supo de la advertencia de El Yunque a Calderón, a través del entonces gobernador Marco Antonio Adame, de provocar un cisma en el PAN si ganaba Gil.

—¿El Yunque chantajeó?

—He escuchado que hubo ese pronunciamiento, no me consta.

—¿Y Calderón cedió?

—No he cuestionado a Calderón tampoco.

Lo que sí expresó Manzanera fue que Calderón abandonó a Gil, a quien Margarita Zavala reclamó no haber aceptado las posiciones en el CEN tras retirarse de la contienda ante Madero, quien además los vetó a él y a Patricia Flores, entonces jefa de la Oficina de la Presidencia.

“Nos mandan una señal de que quieren pluralidad, de que iba a haber 13 espacios en el CEN para quienes apoyamos a Roberto; pero en el camino esos 13 caen hasta cinco, más el veto de Madero de que no podíamos ser Patricia ni yo. Vimos que no había seriedad: De 13 lo bajan a ocho, luego a cinco y tomamos la decisión de no participar en ese Comité Ejecutivo.”

Aclara: “Entiendo que la intención de Margarita fue que no se rompiera la pluralidad en el CEN y le hace esa invitación a Roberto. No veo otra intención. Y si hubo una expresión de mi parte en ese sentido fue por las cosas que estaban sucediendo.”

CALDERÓN “PUEDE LASTIMAR”

Manzanera no tiene duda de que Calderón seguirá influyendo en el PAN: “No veo que se vaya a retirar del trabajo político partidista. Con el conocimiento que yo tengo y lo que he convivido con él no lo va a hacer, no lo va a hacer”.

Convencido de que Calderón tiene derecho a participar en el PAN, y que puede aportar por su experiencia política y de gobierno, Manzanera recomienda: “Debe ser cuidadoso en la forma en que sigue participando. Puede dar mucho o puede lastimar mucho también”.

Y adelanta: “Si él dice públicamente que no quiere participar, yo personalmente no le creo. Lo que sí hay que ver es cómo hacer que participe como un militante más.”

Ante la sucesión en la presidencia del PAN, Manzanera adelanta que él y quienes forman la corriente Lo Mejor para México postularán a Gabriela Ruiz del Rincón, ex senadora, ex diputada y ex tesorera del CEN. “Tiene relaciones con todos los sectores del partido, experiencia política, independencia y quiere un CEN plural. Hay otros aspirantes, pero debe quedar alguien que no polarice”.

—¿Josefina Vázquez Mota uniría al panismo?

—Tendría que hacer muchos esfuerzos que dejó inconclusos en su precampaña y campaña presidencial.

—¿Y Margarita Zavala?

—Es un valor dentro del partido, con un perfil superior a la dirigencia.

—¿Ernesto Cordero?

—Entró en una posición de polarización interna muy fuerte en el partido, igual que Madero.

—¿Y El Yunque podría ganar en este río revuelto?

—Que alguien dé la cara por El Yunque y diga que va postulado por El Yunque.

–Si dicen que no existe.

–Por eso lo digo así.

‘NO SOY YUNQUE’

Manzanera se inició en la política cuando era estudiante de ingeniería en el Tecnológico de Chihuahua, donde lideró una huelga de un mes por reivindicaciones estudiantiles y luego participó en Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana (DHIAC), un organismo controlado en secreto por El Yunque.

A él y a personajes identificados con la organización de ultraderecha se les dio en llamar en Chihuahua los “dhiacos” o “Yunque-DHIAC”, facción antagónica a aquella a la que pertenecía Javier Corral, con quien hasta ahora mantiene hondas diferencias.

Sin embargo Manzanera niega ser o haber sido militante de El Yunque, una imputación que se le hizo —dice— desde que presidió el PAN en Chihuahua, de 1992 a 1994, tras ser el coordinador de la exitosa campaña de Francisco Barrio a la gubernatura.

“Llegando al partido se comenzó a hacer una campaña de que yo pertenecía al Yunque, y como no soy una persona que busca tener conflicto con los medios dejé pasar esa situación. Había muchas notas que lo decían y yo no lo había desmentido públicamente, hasta esta ocasión.”

Al contrario, Manzanera se dice víctima de esta organización, “porque concibo al PAN como un partido liberal” y porque tiene trabajo político en todo el país. “Ellos piensan que atacando van a avanzar más rápido.”

De hecho atribuye al Yunque su salida del equipo de campaña de Vázquez Mota. “Así es, aun cuando el grupo nuestro fue determinante para ganar la candidatura. Cuando se llega a la candidatura fuimos totalmente desplazados, pero no por eso dejamos de apoyar la candidatura. Se menospreció a una fuerte cantidad de operadores que pudo haber hecho una labor más importante.”

MILLONADA AL CUÑADO

Fundador hace 15 años de la empresa Desarrollo y Operación de Campañas, en sociedad con Alejandro Villalobos, también chihuahuense, Manzanera habla por primera del pago de 12 millones de pesos que le hizo el PAN a Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, cuñado de Calderón, en la campaña presidencial de 2006, como lo reveló Julio Scherer García en su libro Calderón de cuerpo entero.

Fue Manzanera quien solicitó el cheque a la tesorería del PAN como pago al cuñado de Calderón por concepto de “captura de datos” y que fue entregado el 28 de abril de 2006, en medio de la campaña presidencial.

“Fue una cuestión transparente”, asegura Manzanera, quien explica que en enero de ese año él emprendió la tarea de visitar domicilios para identificar votantes y enviarles propaganda. “Nada que ver con el padrón electoral, era sólo un formatito que usábamos casa por casa”.

Dice que fue de tal magnitud el rezago para integrar la base de datos que se requirió un proveedor con capacidad de hacer la captura, pero que además diera crédito. “Y él fue el primero que encontramos.”

Categorías: Articulo | Deja un comentario

PRIVATIZAR PEMEX, LO QUE OCULTA PEñA NIETO (Reportaje completo)

Proceso-1920Por Jenaro Villamil/Proceso

Detrás de la reforma energética impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto se encuentran exfuncionarios públicos incrustados ahora en altos cargos de trasnacionales del ramo energético y de fondos de inversión. Su tarea como promotores y cabilderos ya fructificó; ahora, su siguiente paso es presionar para que se imponga la figura de la concesión. Como conocedores del sector, exsecretarios de Hacienda, exdirectores de Pemex y hasta una exsecretaria de Energía sirven a los intereses de sus nuevos patrones extranjeros…

Pemex es la empresa número 14 en el mundo por su nivel de ingresos (más de 100 mil millones de dólares anuales); en el número 13 por sus reservas en crudo y con un índice de utilidades anuales por 77 mil millones de dólares, lo que desmiente los escenarios catastrofistas expuestos por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwel.

Ex directores generales de Pemex y ex secretarios de Energía como Jesús Reyes Heroles y Luis Ramírez Corzo, así como el titular de la Secretaría de Hacienda durante el salinismo, Pedro Aspe, aparecen en documentos elaborados por consultores de Estados Unidos en septiembre de 2012 como “nuevos agentes financieros” y “jugadores clave” en la apertura del sector energético mexicano a la inversión extranjera.

El 13 y 14 de septiembre de 2012 Alex Murphy, especialista en pronósticos financieros, presentó en Boston ante inversionistas de las grandes petroleras el documento Strategic FP&A in the Oil & Gas Industry… The Mexico Case, que reproduce los escenarios optimistas de ingresos y utilidades de Petróleos Mexicanos a partir de un diagnóstico elaborado por la propia paraestatal en julio de ese año.

Dicho diagnóstico ubica a Pemex como la empresa número 14 en el mundo por su nivel de ingresos (más de 100 mil millones de dólares anuales); en el número 13 por sus reservas en crudo y con un índice de utilidades anuales por 77 mil millones de dólares, lo que desmiente los escenarios catastrofistas expuestos por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, en la presentación de la iniciativa de reforma energética de Enrique Peña Nieto.

A partir de ese documento, el especialista Murphy reelaboró una propuesta que destaca la alta rentabilidad de Pemex en comparación con otras compañías extranjeras y advierte que los grandes aliados en la estrategia de financiamiento y apertura serán personajes como Ramírez Corzo, Reyes Heroles y Aspe, accionista este último del fondo de inversiones Evercore Partners que adquirió en septiembre de 2012 el 20% de la firma Diavaz DEP.

ENORMES GANANCIAS

En el análisis, que circuló entre congresistas y empresarios estadounidenses y cuya copia obtuvo Proceso, Pemex aparece con un margen bruto de ganancias de 49 mil millones de dólares, mayor que los 16 mil millones de dólares de Exxon (la petrolera más grande del mundo), los 15 mil millones de dólares de la Royal Dutch Shell, los 18 mil millones de dólares de Chevron y los 31 mil millones de dólares de Petrobras. Según el mismo análisis, sólo la noruega Statoil supera levemente dicho margen, pues registra 50 mil 490 millones de dólares de ganancias.

El margen EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization) —indicador financiero que significa en inglés beneficio obtenido antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones— de Pemex es de 69 mil millones de dólares, cuatro veces más grande que los 16 mil millones de dólares de la Exxon, casi el triple de Petrobras, que tiene 25 mil millones de dólares, y superior a los 40 mil millones de dólares de Statoil. Dicho margen cita como fuentes a la agencia Bloomberg y los Resultados financieros auditados de Pemex en 2011.

Según el mismo documento, el 85% del presupuesto de inversión en Pemex se destina a exploración y producción, 12% a refinación, 2% a gas y petroquímica básica y sólo 1% a petroquímica. Advierte asimismo que México posee la cuarta reserva más grande de gas pizarra (shale) en el mundo y “en un escenario de intenso desarrollo muestra que su producción podría triplicarse”.

Para lograr esto, Pemex presumió ante los inversionistas estadounidenses tres esquemas de asociación con agentes privados o “nuevos modelos de negocios”: en la refinería Deek Park, desde 1993; el acuerdo de transporte de gas natural en el norte del país con Gasoductos de Chihuahua, a partir de 1997, y la empresa conjunta formada con Pemex y Mexichem para incrementar la producción de vinyl clorhídrico.

EN ARAS DE LA CONCESIÓN

Para el investigador de la Universidad Iberoamericana Alberto Montoya Martín del Campo, no hay ninguna duda de que con la iniciativa de reforma constitucional presentada por Peña Nieto los inversionistas estadounidenses presionarán para lograr la figura de la concesión.

“Una vez que cedas la concesión, de facto estás cediendo la propiedad y el derecho de explotación. Por tanto, estás cediendo el acceso directo al valor intrínseco del petróleo; es decir, su renta”, comenta a Proceso.

Añade que la apropiación de la renta petrolera mexicana “es una cadena en la que participan empresas tecnológicas, banqueros de Estados Unidos y destacados ex funcionarios mexicanos” como Aspe y Reyes Heroles. Sobre esto último, el documento de Murphy cita en primer lugar la sociedad entre Evercore Partners, del ex secretario de Hacienda Pedro Aspe, y Diavaz, del empresario Luis Vázquez Sentíes —que involucró una capitalización de entre 45 y 50 millones de dólares— como el principal grupo empeñado en impulsar la apertura a la inversión extranjera.

Con el control de 20% de las acciones, Aspe y su socio Castellanos se incorporaron al consejo de Administración de Diavaz, mientras que esta empresa se quedó con 71% y Mexsub con 9%. “El fondo entre Evercore y Diavaz fue atraído por la próxima licitación de campos maduros que hará Pemex”, cita el documento.

La sociedad entre Evercore México y Diavaz DEP fue autorizada por la Comisión Federal de Competencia (CFC) el 18 de septiembre de 2012. El organismo antimonopolio destacó en su resolución que Evercore es una sociedad pública estadounidense y “uno de los principales bancos de inversión boutique en el mundo”, mientras que Evercore México es “un fondo de inversión canadiense”.

A su vez, Diavaz DEP es una sociedad mexicana que se constituyó a partir de la escisión de Grupo Diavaz, “cuyo objeto social principal es ser controladora de acciones de empresas dedicadas a la exploración y explotación de energéticos, principalmente petróleo”.

AUTORIZAN SOCIEDAD

​En su resolución, la CFC informó que Evercore “tiene participación accionaria en la empresa Davis Petroleum Corp.; Velvet Energy LTD y TLP Energy, las cuales realizan operaciones en los Estados Unidos de América y Canadá en los mercados de servicios integrales de compresión a la industria petrolera; servicios integrales de exploración y producción, y prestación de servicios de mantenimiento y rehabilitación a la industria petrolera”.

La CFC autorizó la sociedad entre ambas porque “no existe coincidencia con las actividades de Grupo Diavaz, Diavaz DEP y Evercore en territorio nacional” y porque “se enfrentan a nivel internacional con empresas con una gran presencia en estos mercados como Valerus, Dowell Schlumberger y Halliburton, entre otras”.

La autorización se dio justo el mismo mes que en Estados Unidos se analizaba la apertura del sector energético mexicano en el seno del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, y cuando circuló el documento acerca de la supuesta alta rentabilidad de Pemex.

Grupo Diavaz y Pemex firmaron el primer contrato de extracción en el pozo Ébano-Pánuco, en Chicontepec, Veracruz, en febrero de 2008, con vigencia de 10 años. La paraestatal pronosticó que Chicontepec podría convertirse en una de las áreas para compensar la declinación de Cantarell.

Diez años antes, en septiembre de 1998, Grupo Diavaz obtuvo el primer permiso para la distribución de gas natural en las 16 delegaciones políticas de la Ciudad de México, junto con Lone Star Gas International, perteneciente a la empresa Texas Utilities. La compañía formada por esta alianza se denominó Distribuidora de Gas Natural del Estado de México; el 70% es propiedad de la compañía texana y sólo 15% de Grupo Diavaz, según la Comisión Reguladora de Energía.

En 2003, Grupo Diavaz firmó con la brasileña Petrobras, la japonesa Teikoku y Pecom Energy un contrato “para el estudio de la cuenca de Burgos”, promovido en el gobierno de Vicente Fox como un gran negocio en la explotación de gas.

SALTO CUALITATIVO

La sociedad entre Aspe y Vázquez Sentíes representó un salto cualitativo para ambas empresas, porque entrarán de lleno a financiar los proyectos de extracción y producción de petróleo.

El vínculo entre Aspe y el equipo de Peña Nieto se remonta a la participación de Luis Videgaray, ex socio de Protego, en la reestructuración y refinanciamiento de la deuda de 2 mil 500 millones de dólares del Estado de México en 2004. Desde entonces, Videgaray ha tenido una carrera meteórica, hasta llegar a ser considerado “el cerebro” de la reforma energética desde la Secretaría de Hacienda.

El pasado jueves 15, el periódico Reforma publicó en su columna “Templo Mayor” una clara referencia a Aspe y su influencia en la elaboración de la reforma energética de Peña Nieto:

“Cuentan que el diseño de la reforma energética no se hizo sólo en las oficinas del gobierno federal, sino que dos pares de ojos siguieron con mucho detalle su desarrollo.

Se refieren a Pedro Aspe Armella, ex secretario de Hacienda hoy convertido en un gurú de la consultoría económica y a su cercano colaborador Andrés Antonius González.

“Este último, de hecho, formó parte del equipo de transición del entonces presidente electo y prefirió mantenerse en la iniciativa privada en vez de sumarse a las filas burocráticas.

“Según se sabe, Antonius estaba palomeado para tomar las riendas de Pemex, pero su jefe, Aspe, lo convenció de que los toros se ven mejor desde la barrera.

“Dada su cercanía con los personajes calve del gobierno federal, dicen que tienen más poder que muchos integrantes del gabinete. ¿Será?”.

Hasta el momento Aspe no ha participado en el debate público sobre la reforma petrolera. Su última aparición, hace tres semanas, ocurrió en la Fundación Miguel Alemán durante un acto en el que habló a favor de la legalización del mercado de la mariguana.

 

 

 

Categorías: Articulo | Deja un comentario

PROPAGANDA OFICIAL POR PEMEX: ESPEJISMOS, VERDADES A MEDIAS Y MENTIRAS

Proceso-1920Por Arturo Rodriguez Garcia/Proceso

Profesionales de la comunicación consultados por Proceso desmontan el mecanismo de la propaganda oficial sobre la reforma energética y advierten que no está dirigido a convencer con argumentos o a estimular la discusión; es, afirman, un intento de rebasar a la oposición por la izquierda, quitándole fuerza a sus protestas. Para ellos, las citas de Lázaro Cárdenas le ofrecen un asidero al sector del PRD que puede apoyar al presidente en el marco del Pacto por México y las imágenes idílicas satisfacen a un sector de la población… Lo que falta es que el Ejecutivo aporte datos duros, planes y estudios que sustenten la conveniencia de abrir aún más el sector petrolero a la inversión privada y extranjera.

Enrique Peña Nieto refuerza la campaña publicitaria al insistir en que actúa conforme al artículo 27 constitucional que propuso en 1938 el presidente Lázaro Cárdenas; también afirma que los beneficios se reflejarán en la economía familiar y que ‘Pemex y la CFE no se venden’

El promocional inicia con la toma aérea de una estructura petrolera. Un locutor en off dice “el petróleo es nuestro” y un niño muestra sus manos manchadas de negro; cuando la voz afirma “el sol es nuestro”, otro niño feliz voltea al cielo, y cuando dice “el viento es nuestro”, otro pequeño corre. Después, juegan entre celdas solares y en campos de energía eólica, mientras la voz dice que por eso “decimos no a la privatización y sí a la reforma energética”. Todos felices.

Así promueve el gobierno federal la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto para reformar los artículos 27 y 28 constitucionales.

Los mensajes, que se han apoderado de los medios electrónicos, así como de planas enteras pagadas en la mayoría de los diarios de circulación nacional, son congruentes con la iniciativa al menos en un aspecto: no explican los alcances del proyecto presidencial, la magnitud de la reforma, su impacto fiscal ni el significado de las palabras que en el debate público ya se están interpretando como eufemismos. Para el gobierno sólo se necesita una declaración, un eslogan: “No a la privatización y sí a la reforma energética”.

Desde el lunes 12, cuando presentó su iniciativa, Peña Nieto refuerza la campaña publicitaria al insistir en que actúa conforme al artículo 27 constitucional que propuso en 1938 el presidente Lázaro Cárdenas; también afirma que los beneficios se reflejarán en la economía familiar y que “Pemex y la CFE no se venden”.

Según los expertos en mercadotecnia política consultados por Proceso, el propósito es claro: usar la publicidad persuasiva, no informativa, para ganar el apoyo de la opinión pública y anticiparse a los argumentos nacionalistas, históricos y sociales de la izquierda, a fin de que ésta reme a contracorriente en el debate público.

En la presentación de la iniciativa presidencial, 40 minutos bastaron para que el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, ofreciera el diagnóstico del sector y Peña Nieto describiera su propuesta en general.

Según Coldwell, la generación de energía repercute en el 92.4% del Producto Interno Bruto (PIB) y mientras que en otros países la producción crece y la demanda aumenta, México no ha avanzado a pesar de que la inversión en el sector se ha multiplicado por siete en los últimos 15 años; el país importa la tercera parte del gas que consume, y la producción de Cantarell se agota, en tanto que disminuye la exploración y extracción en aguas someras y en el subsuelo continental.

NEGRO ESCENARIO

El secretario siguió pintando de negro el escenario energético: Las pérdidas en refinación ya alcanzan 155 mil millones de pesos en nueve años, no hay producción de gas de lutitas (rocas gasíferas), faltan gasoductos, los poliductos están saturados y el transporte en vehículos es 13 veces más caro.

Además, dijo, en México la electricidad es 25% más cara que en Estados Unidos y el subsidio eléctrico representa el .75% del PIB; se tiene que producir electricidad con diesel y combustóleo, ambos caros y contaminantes. La seguridad energética de México está en peligro.

En el guión de Joaquín Coldwell se indica que el futuro está en aguas profundas y ultraprofundas del Golfo de México; en campos de gas y lutitas, al norte, y en el yacimiento de Chicontepec, pero es necesario que el gobierno se asocie con quienes poseen el capital, la tecnología y los conocimientos.

Y en el discurso de Peña Nieto predominó, a su vez, la promesa fácil: La reforma energética elevará la calidad de vida de los mexicanos, aprovechando sus recursos bajo la rectoría del Estado; la gente sentirá los beneficios en sus bolsillos; la economía volverá a crecer como no lo ha hecho en décadas; bajará el precio de la luz y el gas; se crearán cientos de miles de empleos y las empresas serán más competitivas. También habrá más fertilizantes, el campo será productivo y habrá más alimentos a mejor precio.

En ningún momento el presidente ni su secretario de Energía abordaron aspectos técnicos claros. No mencionaron el artículo 28 constitucional, el cual establece la exclusividad del Estado sobre las áreas estratégicas.

El discurso de Peña Nieto manoseó una cita de Lázaro Cárdenas bajo el supuesto de que el texto constitucional de 1938 admite la participación de particulares en la producción.

Expuso otros cuatro planeamientos: un nuevo régimen fiscal para Pemex, que se propondrá con la reforma hacendaria en septiembre; la reestructuración de dicha paraestatal, cuyas subsidiarias se integrarán en las divisiones Exploración y Producción, y Transformación Industrial. Finalmente, aludió a “reglas de contenido nacional en las compras y proyectos de infraestructura”.

En cuanto al sector eléctrico, Peña Nieto busca la participación de particulares en la producción de electricidad de uso público; mantener el control sobre las redes de transmisión y distribución; reducir los costos de operación y organización de la CFE; reforzar las facultades de planeación y rectoría de la Sener y la Comisión Reguladora de Energía y, finalmente, invertir más en fuentes de energía limpia.

En resumen, según Peña Nieto, Pemex y la CFE no se venden ni se privatizan; sólo se fortalecerán y modernizarán para que haya más empleos, se beneficie la economía familiar y se impulse el crecimiento del país, como lo hizo Lázaro Cárdenas en 1938.

MADRUGUETE MEDIÁTICO

La iniciativa del Ejecutivo fue enviada a la Cámara de Senadores un día después de su presentación pública. Posteriormente los secretarios de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y de Hacienda, Luis Videgaray, comenzaron a aparecer en programas de radio y de televisión para difundirla. De manera simultánea, el gobierno federal desplegó una costosa —y ostentosa— campaña en medios para decir lo mismo.

Especialistas en comunicación estratégica y mercadotecnia política consideran que ese recurso propagandístico no informa sobre aspectos fundamentales del debate porque está diseñado para persuadir y ganar emotivamente a la opinión pública. Pero estiman que, pese a su falta de contenidos, su impacto llegará hasta el debate legislativo.

Para los entrevistados, el gobierno acierta al usar la imagen de Lázaro Cárdenas en su actual campaña.

Especialista en comunicación política por el Centro Europeo Universitario, de la ciudad italiana de Florencia, Manuel Alejandro Guerrero Martínez opina que el Ejecutivo es consciente de que el tema energético es fundamental y define la identidad del país, pues el nacionalismo revolucionario fincó la modernización del Estado en la expropiación petrolera.

También investigador de la Universidad Iberoamericana, Guerrero Martínez dice que la administración de Peña Nieto se adelantó a la oposición con un movimiento dirigido a la ciudadanía, que históricamente, según diversas encuestas, se opone en su mayoría a la idea de privatizar la industria petrolera.

A CONTRACORRIENTE

Como Cárdenas es el ex presidente más popular y en el imaginario colectivo su gobierno se asocia a los intereses nacionalistas y el Estado social, explica, usarlo como referente de la reforma sirve para contrarrestar la legitimidad de las críticas.

“¿Ahora con qué argumentos históricos la oposición puede contrarrestar el discurso? Se lo arrebataron. Al menos en este momento, en términos de este mensaje, discursiva y narrativamente la han descobijado”, puntualiza.

Por eso, advierte, “la oposición tendrá que pensar muy bien cómo armar su discurso en cuanto identifique los aspectos concretos que sean contrarios al mensaje que el gobierno está dando. En este discurso y la narrativa muy amplia, los dejaron nadando a contracorriente”.

El catedrático del área de Mercadotecnia Global del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) Sergio Negrete Cárdenas observa que con su campaña publicitaria el gobierno invadió “el campo izquierdo” del debate frente al PRD, dividido entre la corriente que ostenta la dirigencia y quienes no se han ido a Morena pero responden a López Obrador, el único que se opondrá de manera activa a la reforma.

Negrete, quien es doctor en economía política por la Universidad de Essex, en Reino Unido, señala que en esta coyuntura “usar la figura de Cárdenas le da un buen asidero a los agentes del PRD que son pro Pacto por México”.

Explica: “Eso de por sí iba a ocurrir: el PRD, a diferencia del PAN, no había presentado iniciativa propia. Dejaron el campo abierto en todos los aspectos; no se comprometieron ni fijaron postura antes de conocer la iniciativa. En ese sentido (Peña Nieto) lleva mano: el gobierno gobierna y las oposiciones se oponen o no, dependiendo de la circunstancia”.

Añade que ahora el PRD tiene la posibilidad “cómoda” de pedir un plebiscito, que “dado el manejo electoral” en México no servirá más que para legitimar la reforma.

“PALABRA POR PALABRA”

Un hombre joven y desenfadado aparece a cuadro. Al fondo, una melodía a base de sintetizador acompaña su voz clara, amable y fresca, que en opinión de la experta Ana Vásquez Colmenares rompe los esquemas tradicionales de la comunicación política.

Al fondo del joven se proyectan imágenes en blanco y negro, donde aparece el presidente Lázaro Cárdenas hace 75 años, en los días de la expropiación petrolera. Ahí ensalza la obra del general y afirma que su decreto se cumplirá “palabra por palabra”.

Y aunque Peña Nieto promete transparencia y rendición de cuentas en el sector energético, ni siquiera la campaña es transparente. Hasta ahora no se sabe cuánto costó ni quién la diseñó, aunque fuentes consultadas señalan hacia Ana María Olabuenaga, creadora de los spots “Soy totalmente Palacio”, del Palacio de Hierro, y quien asesoró en marketing político a Peña Nieto como candidato presidencial.

A fin de confirmar o desechar esta versión, el reportero solicitó entrevistas con Olabuenaga y con quienes son responsables de comunicación en la Sener. Asimismo se buscó la respuesta de la Secretaría de Gobernación en el área donde deben registrarse las campañas y planes de medios, y del coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, David López. Todo en vano. Los recursos destinados a promover la reforma se desconocen.

La tarde del jueves 15 el propio David López y la directora general de Normatividad en Medios de Gobernación, Norma Angélica Morales, se reunieron en Los Pinos para evaluar la campaña con otros participantes en su diseño y seguimiento, pero no ofrecieron detalles de lo que abordaron.

En cuanto al diseño de la campaña, el investigador Guerrero Martínez comenta que en el sexenio de Felipe Calderón la propaganda gubernamental se centró en símbolos y en imágenes asociadas al Estado (policía, Ejército, el Palacio Nacional…), mientras que con Peña Nieto se presenta a la sociedad como una extensión del Estado.

En su opinión, esto implica un cambio notable en la política de comunicación. Ahora, con mensajes al estilo de Telcel, los productos publicitarios oficiales muestran gente feliz que sonríe y disfruta la vida, mientras se afirma que las fuentes de energía “nos pertenecen” y el gobierno no se las va a regalar a nadie.

En cuanto a los símbolos, el doctor Negrete Cárdenas indica que se manejan imágenes de energía limpia cuando sólo uno de los 10 puntos enumerados por Peña Nieto aborda el asunto de manera muy general, ya que las prioridades son el petróleo y el gas, los combustibles más contaminantes.

Categorías: Articulo | Deja un comentario

SANTA ANNA, SU ALTEZA SERENISIMA (Pelicula completa)

ssantaPor Francisco Peña[http://cinevisiones.blogspot.ca

Este film de Felipe Cazals es como una cápsula del tiempo en pantalla. Por un lado, se asoma al controvertido personaje Antonio López de Santa Anna, once veces presidente de México, en los últimos tres días antes de su muerte. Por otro, es un ejemplo del modelo de cine mexicano que predominó en la década de los años 70 por impulso del régimen de Luis Echeverría.

En lo que respecta a Santa Anna, es un personaje de contradicciones que la historia oficial convirtió en villano de una pieza, y que jugó un papel importante en nuestro pasado desde el periodo de la Independencia hasta la Revolución de Ayutla (1854) que lo derroca, pasando por las guerras de Texas (1836) y contra los Estados Unidos (1847 – 1848).

Por lo que se refiere a un modelo fílmico, Su Alteza Serenísima vuelve a mostrar la fortaleza y las debilidades de un cine que se debate entre la extinción y el cambio. Cazals y su generación se preocuparon por temas sociales e históricos, lo que fue su fortaleza inicial; pero la forma cinematográfica y el enfoque que dieron a los temas los condujo a la extinción frente a un público que se sentía incomprendido y para nada reflejado.

El director toma a una de las figuras más difíciles de la historia de México y se encierra con ella durante tres días para tratar de resumir su carácter, su peso político en la historia, su megalomanía y oportunismo.

A su regreso del exilio durante la presidencia de Sebastián Lerdo de Tejada, ciertos actores políticos y él mismo buscaron su regreso a la escena nacional. Esta situación la muestra Cazals con las visitas constantes que recibe Santa Anna (Alejandro Parodi) administradas por su esposa Dolores Tosta (Ana Berta Espín).

Categorías: Pelicula completa | Deja un comentario

NI GOBIERNO, NI PRI ANTE EL ASUNTO DE PEMEX

epiPor Epigmenio Ibarra*

 

Venceréis pero no convenceréis
Miguel de Unamuno a Millán
Astray luego de que éste gritara
“muera la inteligencia”.

 

Lo siento. No me acomodo en el “ni modo; así son las cosas en México”. Me sienta mal la resignación y peor todavía la credulidad. No estoy, pues, equipado —me faltan estas dos condiciones básicas— para soportar este régimen.

Y no lo estoy porque tengo, además, una memoria viva y puntual para los agravios. Se me da mal el olvido cuando de crímenes y traiciones se trata.

Me duele ver a mi patria herida, saqueada y humillada y a los culpables de estas afrentas impunes, en el poder y enriquecidos.

Me rehúso a instalarme en la apatía o, peor todavía, en el cinismo de aquellos que, a hechura del priismo, se han convencido de que aquí “el que no transa no avanza”. Creo, por el contrario que, en México, las cosas deben y pueden cambiar.

Como decía León Felipe, yo ya me sé todos los cuentos, y si no soy capaz de confiar en un capo del narcotráfico, como El Chapo Guzmán o Caro Quintero para hablar de esos que hoy gozan de libertad aunque se operen para cambiar de cara, tampoco puedo confiar en el PRI aunque presuma “nuevo rostro”.

Sé que a algunos puede parecer desproporcionada la comparación entre el crimen organizado y un partido político, pero a los hechos me remito y al daño que este partido, que nos ha gobernado por décadas, ha ocasionado al país.

Hay muchos desmemoriados que parecen haber olvidado la represión, el saqueo sistemático del erario, los fraudes electorales, los vicios del corporativismo, la ineptitud criminal del régimen, su labor corrosiva en todas las instituciones del Estado y en casi todos los ámbitos de la vida pública, su sumisión ante los poderes fácticos y las potencias extranjeras, sus nexos históricos con el narcotráfico.

Yo, en cambio, al PRI no le concedo ni el beneficio de la duda.

Me acuerdo del Negro Durazo y Nazar Haro, de la Brigada Blanca y Echeverría. Me acuerdo del 68, el 71, la guerra sucia, los desaparecidos, la represión a los movimientos sindicales, campesinos, democráticos.

Me acuerdo también de los 600 perredistas asesinados y de la masacre de Aguas Blancas. Del 88 y 2006 y 2013 y de los incontables fraudes electorales en estados y municipios.

Y no se me olvida que Elba Esther y Romero Deschamps nacieron, crecieron y robaron al amparo del PRI.

Tengo presente que muchos de los grandes capos fueron miembros de la tristemente célebre Dirección Federal de Seguridad. Sirviendo al PRI nacieron los cárteles de la droga. Sirviéndose del PRI es que se consolidaron y expandieron hasta convertirse en lo que hoy son.

Tengo claro que el PRI, a cargo de la seguridad y las finanzas, es corresponsable de los fracasos de Vicente Fox y que tiene las manos manchadas de sangre, pues acompañó, avaló e instrumentó la guerra de Felipe Calderón.

No se me olvida lo que presidentes, secretarios de Estado y gobernadores del PRI han robado o han permitido robar a otros. Sé que la estela de corrupción dejada por personajes emblemáticos del priismo, como Hank González, Moreira, Granier, Montiel, Cavazos Lerma, será muy pronto ensanchada por nuevos nombres.

Porque así opera el PRI, así gobierna, repartiendo el botín.

Así como no le creería ni una palabra a un Antonio López de Santa Anna que, en cadena nacional, tratara de convencerme de la conveniencia y necesidad de vender a EU la mitad de México, tampoco le creo a Enrique Peña Nieto y a los suyos cuando promueven y justifican su reforma energética.

Me indigna el cinismo cuando enumeran los muchos problemas que enfrenta Pemex, cuando la presentan como una empresa quebrada. Como si ellos no hubieran sido responsables de administrarla durante tantas décadas, como si no la hubieran saqueado sistemáticamente.

Menos todavía, ante la enumeración de los males de la paraestatal, olvido el Pemexgate. La escandalosa manera en que sustrajeron, con la complicidad del sindicato de Romero Deschamps, fondos de la empresa para la campaña electoral de Roberto Madrazo.

Sé que la maquinaria priista, aceitada con el dinero público, capaz de penetrar, por la vía de la tv en todos los hogares, en todas las conciencias, es brutalmente eficiente. Que aplasta, inmoviliza, produce amnesia colectiva.

A nosotros los que no olvidamos, como dice Blas de Otero, nos queda la palabra para avivar la memoria y nos quedan las calles para defender lo que a la nación pertenece. Nos, vemos pues, en el Zócalo, este 8 de septiembre.


http://elcancerberodeulises.blogspot.com
www.twitter.com/epigmenioibarra

*Publicado en Milenio

Categorías: Articulo | Deja un comentario

EL PRESIDENTE MEXICANO LEGULEYO (La muerte de Ernesto Pérez III)

img_historiaPor Everardo Monroy Caracas

En la calzada de la Democracia sombreada por vetustos ahuehuetes, álamos y próceres de bronce, el presidente Ernesto Pérez terminó de escuchar el reclamo de Aspillare. El gas y la conversión del petróleo en gasolinas serian asunto de los inversionistas privados. Los fierros, terrenos e instalaciones administrativas continuarían en manos de la paraestal.
Petróleos Mexicanos, como tal, dejaría de explorar, transportar gas y refinar el hidrocarburo.
–Tenemos los congresos en nuestras manos, acabemos con esta farsa…
Aspillare, nada condescendiente, descansó su manaza de oso polar sobre el huesudo hombro del presidente. Habían desaparecido, por instrucciones del Ministro de Gobernación, los militares responsables de cuidar la integridad del inquilino de Los Pinos.
–Los del PRD están de acuerdo en la reforma, pero le apuestan a seguir con los contratos de ganancia compartida, sin necesidad de reformar la constitución…
–No seas pendejo, Ernesto. Los del PRD, principalmente la pareja de vividores que tienen la concesión de ese partiducho de muertos de hambre, no moverán un dedo para defender a nuestros detractores.
–¿Y Andrés Manuel?
–¿Tu crees que después del desmadre armado por  Calderas, nuestro pendejo enano alcohólico, los miserables de este país tomaran las calles? Por favor…
Ernesto Pérez tenía el cabello laqueado y relamido de un negro azabache. En esta ocasión, optó por usar una pantaleta demasiado ajustada y le causaba escozor en los testículos que odiaba. Un cantautor inglés homosexual, favorito de un expresidente panista marihuano, se la había enviado a Albertina, su conyugue formal.
En el salón Venustiano Carranza lo aguardaban Vilches, Reyes, Manríquez, Torreblanca y Marín, los accionistas de las principales industrias, cadenas comerciales, minas, transporte público, telecomunicaciones, centros nocturnos, restaurantes, hoteles, prostíbulos y venta de infantes, adultos y drogas. El general Gutiérrez y el almirante Santoyo aún no habían arribado. “El Chapopote”, el más importante exportador de cocaína y anfetaminas, los invitó al cumpleaños de su madre y no podían fallarle. Era un evento de suma importancia para quien amaba a su familia. Un millón de pesos mensuales a cada jefe de plaza impedía cualquier desavenencia e irrespetuosidad.
Pérez no pudo evitar cierto nerviosismo por el aislamiento forzado. En sus seis meses de presidente de México jamás lo habían dejado solo los responsables de su seguridad, menos a expensas de alguien ajeno a su entorno. Únicamente el murmullo de los árboles y la siringe desoladora de las aves daban presencia de vida. Estaba solo. Era un perro domesticado al servicio del amo. “Buck” en sus tiempos de bonhomía. Si Jack London viviera, pensó Aspillare, este pobre pendejo sería un gran personaje.
–Mis asesores me han advertido que las reformas constitucionales al 27 y 28 van a desencadenar una guerra civil. Hay mucho encono por tanto muerto y descontrol.
–¿Te refieres a los dueños de las tienduchas de alimentos básicos, los putos prestadores de servicios y la burocracia rata que pulula en las oficinas gubernamentales? Ni los pinches indios de Chiapas representan un peligro. Esos pendejos son felices disfrazados de luchadores de la Arena México y jugando a las cooperativas comunistas. No, Ernesto, México es otro. Los propietarios de los guevos y del dinero somos nosotros. Tú y tus antecesores, viciosos y corruptos, están a nuestro servicio. Por lo pronto, pon a tus gatos de Hacienda, Gobernación y Educación Publica a que hagan bien su trabajo o nosotros los mandamos a chingar a su madre…
Aspillare traía la consigna de míster Williams de no darle ventaja a Pérez. Ceder un poco de terreno, significaba desconocer el motivo de su presencia en ese pequeño espacio arbolado donde cada presidente tenía la oportunidad de masturbar su imaginación. Mientras no se creyera un líder carismático, un patriota mexicano o un socialista proletario, nada representaba para sus patrocinadores. Siempre seria un gato, un arribista desguevado y un mariquita homicida con talento.
–Está bien, estoy de acuerdo en presentar la iniciativa… Baltroneani sigue metiendo puya con mis adversarios…
–Porque será tu sucesor en el PRI, deja de hacerte chaquetas mentales… Él en este caso hará su trabajo. Tiene controlado a los caifanes de la Nueva Zurda Democrática, quienes han llenado de mierda al PRD con nuestro dinero. Los caifanes son unos putos títeres, o peleles como los llama Andrés Manuel,  porque hemos metido a su gente, a sus parásitos de cagada, en los ayuntamientos y gobiernos estatales. No pueden quejarse. Radio y Televisión los promueve y les da dinero, menos poder…. Este es asunto nuestro…
Pérez tuvo deseos de inhalar un poco de cocaína. Le incomodaba estar consciente, saber que su papel como presidente de México era ser obediente, dócil ante los treinta millonarios que le permitieron arribar a Los Pinos y vivir en el ocio y la opulencia y con una vejez asegurada. Lo único que lamentaba era no tener a Martell a su lado.  Ni el capitán Viamariel lograba satisfacerlo como aquel modesto maestro de secundaria que doce años antes le dio sentido a su existencia. Albertina, en algunas ocasiones, por sugerencia de Aspillare, se disfrazaba de hombre de escuela, pero aquel juego sexual le aburría. Terminaba borracho o drogado, embarrando de maquillaje y lápiz labial las sabanas y almohadas.
–Bien, has decidido el camino correcto –dijo Aspillare–, ahora se los tienes que comunicar… antes de que enfrentes la cirugía… Y gracias por ayudarme…

Categorías: Articulo | Deja un comentario

FIDEL CASTRO: EN SOLIDARIDAD, COREA DEL NORTE Y LA URSS ARMARON A CUBA

kimilsungcastroPor Fidel Castro

La especie humana reafirma con frustrante fuerza que existe desde hace aproximadamente 230 mil años. No recuerdo afirmación alguna que alcance más edad. Sí existieron otros tipos de humanos, como los Neandertales de origen europeo; o un tercero, el homínido de Denisova al norte de Asia pero, en ningún caso, existen fósiles más antiguos que los del Homo Sapiens de Etiopía.

Tales restos, en cambio, existen de numerosas especies entonces vivas, como los dinosaurios, cuyos fósiles datan de hace más de 200 millones de años. Muchos científicos hablan de su existencia antes del meteorito que impactó en el Istmo de Tehuantepec provocando la muerte de aquellos, algunos de los cuales medían hasta 60 metros de largo.

Es conocida igualmente la prehistoria del planeta que hoy habitamos, desprendido de la nebulosa solar y su enfriamiento como masa compacta casi llana, constituida por un número creciente de materias bien definidas que poco a poco adquirirían rasgos visibles. Tampoco se sabe todavía cuántas faltan por descubrir, y los insólitos usos que la tecnología moderna puede aportar a los seres humanos.

Se conoce que las semillas de algunas plantas comestibles fueron descubiertas y comenzaron a utilizarse hace alrededor de 40 mil años. Existe también constancia de lo que fue un calendario de siembra grabado en piedra hace aproximadamente 10 mil años.

Las ciencias deben enseñarnos a todos a ser sobre todo humildes, dada nuestra autosuficiencia congénita. Estaríamos así más preparados para enfrentar e incluso disfrutar el raro privilegio de existir.

En el mundo explotado y saqueado viven incontables personas generosas y sacrificadas, especialmente las madres, a las que la propia naturaleza dotó de especial espíritu de sacrificio.

El concepto de padre, que no existe en la naturaleza, es, en cambio, fruto de la educación social en los seres humanos y se observa como norma en cualquier rincón, desde el ártico, donde se encuentran los esquimales, hasta las selvas más tórridas de África en las que las mujeres no solo cuidan de la familia, sino también laboran la tierra para producir alimentos.

Quien lee las noticias que todos los días llegan sobre viejos y nuevos comportamientos de la naturaleza y los descubrimientos de los métodos para enfrentar lo de ayer, hoy y mañana, comprendería las exigencias de nuestro tiempo.

Los virus se transforman de forma inesperada y golpean las plantas más productivas o los animales que hacen posible la alimentación humana, lo que torna más insegura y costosa la salud de nuestra especie, genera y agrava las enfermedades, sobre todo, en los mayores o los más pequeños.

¿Cómo enfrentar con honor el número creciente de obstáculos que los habitantes del planeta sufren?

Pensemos que más de doscientos grupos humanos se disputan los recursos de la Tierra. El patriotismo es simplemente el sentimiento solidario más amplio alcanzado. Nunca digamos que fue poco. Con seguridad se inició por las actividades familiares de grupos reducidos de personas que los escritores de la historia calificaron de clan familiar, para recorrer el camino de la cooperación entre grupos de familias que colaboraban entre sí para cumplimentar las tareas a su alcance. Hubo lucha entre grupos de familias en otras etapas, hasta alcanzar niveles superiores de organización como sin duda fue la tribu. Transcurrieron más de cien mil años. Los recuerdos escritos en sofisticados pergaminos datan, sin embargo, de no más de 4 mil años.

La capacidad humana para pensar y elaborar ideas era ya notable, y no creo sinceramente que los griegos eran menos inteligentes que el hombre actual. Sus poemas, sus textos filosóficos, sus esculturas, sus conocimientos médicos, sus juegos olímpicos; sus espejos, con los que incendiaban naves adversarias concentrando los rayos solares; las obras de Sócrates, Platón, Aristóteles, Galeno, Arquímedes y otros llenaron de luz el mundo antiguo. Eran hombres de inusual talento.

Arribamos, tras un largo camino, a la etapa contemporánea de la historia del hombre.

Días críticos no tardaron en presentarse para nuestra Patria, a 90 millas del territorio continental de Estados Unidos, después que una profunda crisis golpeó a la URSS.

Desde el 1° de enero de 1959 nuestro país asumió el mando de su propio destino tras 402 años de coloniaje español y 59 como neocolonia. Ya no existíamos como indígenas que no hablaban siquiera el mismo idioma; éramos una mezcla de blancos, negros e indios que integrábamos una nación nueva con sus virtudes y sus defectos como todas las demás. Huelga decir que imperaban en la isla la tragedia del desempleo, el subdesarrollo y un pobrísimo nivel de educación. Poseían conocimientos inculcados por la prensa y la literatura dominante en Estados Unidos, que desconocía, si es que no despreciaba, los sentimientos de una nación que combatió con las armas durante décadas por la independencia del país, y al final incluso contra cientos de miles de soldados al servicio de la metrópolis española. Es preciso no olvidar la historia de la “Fruta Madura”, imperante en la mentalidad colonialista de la poderosa nación vecina que hizo prevalecer su fuerza y negaba al país no solo el derecho a ser libre hoy, mañana y siempre, sino que pretendía anexar nuestra isla al territorio de ese poderoso país.

Cuando en el puerto de La Habana estalla el acorazado norteamericano Maine, el ejército español, integrado por cientos de miles de hombres, estaba ya derrotado, como un día los vietnamitas derrotaron a base de heroísmo el poderoso ejército dotado de sofisticado armamento, incluido el “Agente Naranja” que a tantos vietnamitas afectó para toda su vida, y Nixon, más de una vez, estuvo tentado al uso de las armas nucleares contra aquel pueblo heroico. No en balde luchó por ablandar a los soviéticos con sus discusiones sobre la producción de alimentos en aquel país.

Dejaría de ser diáfano si no señalo un momento amargo de nuestras relaciones con la URSS. Eso derivó de la reacción que tuvimos al conocer la decisión de Nikita Jruschov a raíz de la Crisis de Octubre de 1962, de la que el próximo mes de octubre se cumplirán 51 años.

Cuando supimos que Jruschov había acordado con John F. Kennedy la retirada de los proyectiles nucleares del país, publiqué una nota con los 5 Puntos que consideré indispensables para un acuerdo. El jefe soviético conocía que inicialmente nosotros advertimos al Mariscal jefe de la cohetería soviética que a Cuba no le interesaba aparecer como emplazamiento de cohetes de la URSS, dada su aspiración a ser ejemplo para los demás países de América latina en la lucha por la independencia de nuestros pueblos. Pero a pesar de eso el Mariscal jefe de tales armas, una persona excelente, insistía en la necesidad de contar con algún arma que persuadiera a los agresores. Al insistir él en el tema, le expresé que si a ellos les parecía una necesidad imprescindible para la defensa del socialismo, se trataba ya de otra cosa, porque éramos por encima de todo revolucionarios. Le pedí dos horas para que la Dirección de nuestra Revolución tomara una decisión.

Jruschov se había portado con Cuba a gran altura. Cuando Estados Unidos suspendió totalmente la cuota azucarera y bloqueó nuestro comercio, él decidió comprar lo que dejara de adquirir ese país, y a los mismos precios; cuando meses después aquel país nos suspendió las cuotas de petróleo, la URSS nos suministró las necesidades de ese vital producto sin lo cual nuestra economía sufriría un gran colapso: una lucha a muerte se habría impuesto, ya que Cuba jamás se rendiría. Los combates habrían sido muy sangrientos, tanto para los agresores como para nosotros. Habíamos acumulado más de 300 mil armas, incluyendo las 100 mil que le ocupamos a la tiranía batistiana.

El líder soviético había acumulado gran prestigio. A raíz de la ocupación del Canal de Suez por Francia e Inglaterra, las dos potencias que eran propietarias del canal, con el apoyo de fuerzas israelitas, atacaron y ocuparon aquella vía. Jruschov advirtió que usaría sus armas nucleares contra los agresores franceses y británicos que ocuparon ese punto. Estados Unidos, bajo la dirección de Eisenhower, no estaba dispuesto en ese momento a involucrarse en una guerra. Recuerdo una frase de Jruschov por aquellos días: “nuestros cohetes pueden darle a una mosca en el aire”.

No mucho tiempo después, el mundo se vio envuelto en un gravísimo peligro de guerra. Desgraciadamente fue el más grave que se ha conocido. Jruschov no era un líder cualquiera, durante la Gran Guerra Patria se había destacado como Comisario Jefe de la defensa de Stalingrado, actual Volgogrado, en la batalla más dura que se ha librado en el mundo con la participación de 4 millones de hombres. Los nazis perdieron más de medio millón de soldados. La Crisis de Octubre en Cuba le costó el cargo. En 1964, fue sustituido por Leonid Brezhnev.

Se suponía que, aunque a un precio alto, Estados Unidos cumpliría su compromiso de no invadir Cuba. Brezhnev desarrolló excelentes relaciones con nuestro país, nos visitó el 28 de enero de 1974, desarrolló el poderío militar de la Unión Soviética, entrenó en la escuela militar de su gran país a muchos oficiales de nuestras Fuerzas Armadas, continuó el suministro gratuito de armamento militar a nuestro país, promovió la construcción de una central electronuclear de enfriamiento por agua, en la que se aplicaban las máximas medidas de seguridad y le dio apoyo a los objetivos económicos de nuestro país.

A su muerte, el 10 de noviembre de 1982, le sucedió Yuri Andrópov, director de la KGB, quien presidió los funerales de Brezhnev y tomó posesión como Presidente de la URSS. Este era un hombre serio, así lo aprecio, y también muy franco.

Nos dijo que si éramos atacados por Estados Unidos deberíamos luchar solos. Le preguntamos si podían suministrarnos las armas gratuitamente como hasta ese momento. Respondió que sí. Le comunicamos entonces: “no se preocupe, envíenos las armas que de los invasores nos ocupamos nosotros”.

Sobre este tema solo un mínimo de compañeros estuvimos informados ya que era muy peligroso que el enemigo dispusiera de esta información.

Decidimos solicitar a otros amigos las armas suficientes para contar con un millón de combatientes cubanos. El compañero Kim II Sung, un veterano e intachable combatiente, nos envió 100 mil fusiles AK y su correspondiente parque sin cobrar un centavo.

¿Qué contribuyó a desatar la crisis? Jruschov había percibido la clara intención de Kennedy de invadir a Cuba tan pronto estuvieran preparadas las condiciones políticas y diplomáticas, especialmente después de la aplastante derrota de la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos, escoltada por buques de asalto de la Infantería de Marina y un portaaviones yankis. Los mercenarios controlaban el espacio aéreo con más de 40 aviones entre bombarderos B-26, aviones de transporte aéreo y otros de apoyo. Un ataque sorpresivo previo, a la principal base aérea, no encontró nuestros aviones alineados, sino desperdigados en diversos puntos, los que podían moverse y los que carecían de piezas. Apenas afectaron algunos. El día de la invasión traicionera nuestras naves estaban en el aire antes del amanecer en dirección a Playa Girón. Digamos solo que un honesto escritor norteamericano describió aquello como un desastre. Baste decir que al final de aquella aventura so lo dos o tres de los expedicionarios pudieron regresar a Miami.

La invasión programada por las fuerzas armadas de Estados Unidos contra la isla habría sufrido grandes bajas, muy superiores a los 50 mil soldados que perdieron en Vietnam. No tenían entonces las experiencias que adquirieron más tarde.

Se recordará que el 28 de octubre de 1962 yo declaré que no estaba de acuerdo con la decisión inconsulta e ignorada por Cuba de que la URSS retiraría sus proyectiles estratégicos, para los cuales se estaban preparando las rampas de lanzamiento que serían un total de 42. Al líder soviético le expliqué que ese paso no había sido consultado con nosotros, requisito esencial de nuestros acuerdos. En una frase está la idea: “Usted puede convencerme de que estoy equivocado, pero no puede decirme que estoy equivocado sin convencerme”, y enumeré 5 Puntos que se mantenían intocables: Cese del Bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económica que ejercen los Estados Unidos en todas partes del mundo contra nuestro país; cese de todas las actividades subversivas, lanzamiento y desembarco de armas y explosivos por aire y por mar, organización de invasiones mercenarias, filtración de espías y saboteadores, acciones todas que se llevan a cabo des de el territorio de los Estados Unidos y de algunos países cómplices; cese de los ataques piratas que se llevan a cabo desde las bases existentes en Estados Unidos y Puerto Rico; cese de todas las violaciones de nuestro espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos; y la retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por los Estados Unidos.

Es harto conocido igualmente que el periodista francés Jean Daniel había entrevistado al presidente Kennedy después de la Crisis de Octubre; este le contó la experiencia muy dura que había vivido, y le había preguntado si yo realmente conocía el peligro de aquel momento. Le pidió al reportero francés que viajase a La Habana, hablara conmigo y esclareciese esa interrogante.

Este viajó a La Habana y pidió la entrevista. Lo cité esa noche y le transmití que deseaba verlo y conversar con él sobre el tema, y le sugerí conversar en Varadero. Llegamos al lugar y lo invité a almorzar. Era el mediodía. Puse un radio y en ese instante un despacho glacial informa que el Presidente había sido asesinado en Dallas.

Prácticamente ya no había de qué hablar. Yo, desde luego, le pedí que me hablara de su conversación con Kennedy; él estaba realmente impresionado con su contacto. Me dijo que Kennedy era una máquina de pensar, estaba realmente traumatizado. No volví a verlo. Por mi parte investigué lo que pude, o más bien supuse lo que pasó ese día. Fue rara la conducta de Lee Harvey Oswald. Supe que este había tratado de visitar Cuba no mucho tiempo antes del asesinato de Kennedy, y se supone que disparó con un rifle semiautomático de mira telescópica contra un blanco en movimiento. De sobra conozco el empleo de esa arma. La mirilla, cuando se hace un disparo, se mueve y el blanco se pierde un instante; lo que no ocurre con otro tipo de sistema de puntería de cualquier fusil. La telescópica, de varios poderes, es muy precisa si el arma se apoya, pero estorba cuando se hace con un objetivo en movimiento. Se dice que fueron dos los disparos mortales consecutivos en fracció n de segundos. La presencia de un lumpen conocido por su oficio, que mata a Oswald nada menos que en una estación de policía, conmovido por el dolor que estaría sufriendo la esposa de Kennedy, parece una cínica broma.

Johnson, un buen magnate petrolero, no perdió un minuto en tomar el avión en dirección a Washington. No quiero hacer imputaciones; es asunto de ellos, pero se trata de que en los planes estaba involucrar a Cuba en el asesinato de Kennedy. Más tarde, transcurridos los años, me visitó el hijo del Presidente asesinado y cenó conmigo. Era un joven lleno de vida que le gustaba escribir. Poco tiempo después, viajando en noche tempestuosa hacia una isla vacacional en un sencillo avión, al parecer no encontraron la meta y se habían estrellado. También conocí en Caracas a la esposa y los hijos pequeños de Robert Kennedy, quien fue fiscal, y negociador con el enviado de Jruschov y había sido asesinado. Así marchaba desde entonces el mundo.

Muy próximo ya a terminar este relato, que coincide con el 13 de agosto, 87 aniversario de su autor, ruego se me excuse de cualquier imprecisión. No he tenido tiempo de consultar documentos.

Los despachos cablegráficos casi diariamente hablan de preocupantes temas que se acumulan en el horizonte mundial.

Noam Chomsky, según el sitio Web del canal de televisión Rusia Today, expresó: “La política de Estados Unidos está diseñada para que aumente el terror”.

“Según el prestigioso filósofo, la política de EE.UU. está diseñada de manera que aumenta el terror entre la población. ‘EE.UU. está llevando a cabo la campaña terrorista internacional más impresionante jamás vista (…), la de los drones y la campaña de las fuerzas especiales’…”

“La campaña de drones está creando potenciales terroristas.”

“A su juicio, es absolutamente asombroso que el país norteamericano lleve a cabo por un lado una campaña de terror masivo, que pueda generar potenciales terroristas en contra de uno mismo, y por otro proclame que es absolutamente necesario contar con vigilancia masiva para proteger contra el terrorismo.”

“Según Chomsky, existen numerosos casos similares. Uno de los más llamativos, en su opinión, es el de Luis Posada Carriles, acusado por Venezuela de la participación en un atentado contra un avión en el que murieron 73 personas.”

Hoy guardo un especial recuerdo del mejor amigo que tuve en mis años de político activo —quien muy humilde y pobre se fraguó en el Ejército Bolivariano de Venezuela—, Hugo Chávez Frías.

Entre los muchos libros que he leído, impregnados de su lenguaje poético y descriptivo, hay uno que destila su rica cultura y su capacidad de expresar en términos rigurosos su inteligencia y sus simpatías a través de las más de dos mil preguntas formuladas por el periodista, también francés, Ignacio Ramonet.

El 26 de Julio de este año, cuando visitó a Santiago de Cuba con motivo del 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes, me dedicó su último libro: Hugo Chávez Mi primera vida.

Experimenté el sano orgullo de haber contribuido a la elaboración de esa obra, porque Ramonet me sometió a ese cuestionario implacable, que pese a todo sirvió para entrenar al autor en esa materia.

Lo peor es que no había concluido mi tarea como dirigente cuando le prometí revisarlo.

El 26 de julio de 2006 enfermé gravemente. Apenas comprendí que sería definitivo no vacilé un segundo en proclamar el día 31 que cesaba en mis cargos como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y propuse que el compañero designado para ejercer esa tarea procediera de inmediato a ocuparlo.

Me restaba concluir la revisión prometida de Cien horas con Fidel. Estaba acostado, temía perder el conocimiento mientras dictaba y a veces me quedaba dormido. No obstante, día por día respondía a las endiabladas preguntas que me parecían interminablemente largas; pero persistí hasta que terminé.

Estaba lejos de imaginar que mi vida se prolongaría otros siete años más. Solo así tuve el privilegio de leer y estudiar muchas cosas que debí aprender antes. Pienso que los nuevos descubrimientos nos han sorprendido a todos.

De Hugo Chávez faltaron muchas preguntas por responder, desde el momento más importante de su existencia, cuando tomó posesión de su cargo como Presidente de la República de Venezuela. No existe una sola pregunta que responder en los más brillantes momentos de su vida. Los que lo conocieron bien saben la prioridad que daba a esos desafíos ideológicos. Hombre de acción e ideas, lo sorprendió un tipo de enfermedad sumamente agresiva que le hizo sufrir bastante, pero enfrentó con gran dignidad y con profundo dolor para familiares y amigos cercanos que tanto amó. Bolívar fue su maestro y el guía que orientó sus pasos en la vida. Ambos reunieron la grandeza suficiente para ocupar un lugar de honor en la historia humana.

Todos esperamos ahora Hugo Chávez Mi segunda Vida. Sin él, la más auténtica de las historias nadie podría escribirla mejor.

*De agencias noticiosas cubanas.

Categorías: Pelicula completa | Deja un comentario

ROSA BLANCA: censura petrolera (la pelicula mexicana que fue prohibida)

cartelRosablancaPor Rodrigo Rosas

En 1961, durante el mandato presidencial de Adolfo López Mateos el equipo creativo conformado por Roberto Gavaldón y Bruno Traven, que había triunfado un año antes con la multipremiada Macario (Gavaldón, 1960), decidió hacer una nueva –y polémica cinta- basada nuevamente en una novela del propio Traven, La Rosa Blanca.

Adaptada al cine por Emilio Carballido y el propio Gavaldón, no quisieron errarle al éxito y de nuevo llamaron al extraordinario actor Ignacio López Tarso para filmar esta historia situada un años antes, y justo en uno de los momentos históricos mas importantes de nuestro país: la expropiación del petróleo de 1938.

La Rosa Blanca nos cuenta la historia de cómo la Condor Oil Company recurrió a todas las formas ilegales –y criminales- posibles para apoderarse de la hacienda que da nombre a la cinta, propiedad de Jacinto Yáñez (López Tarso) y de esta forma poseer todas las tierras de la región del Golfo de México y en particular las tierras en Veracruz ricas en el preciado oro negro para controlar su explotación y evitar la venta a sus competidores ingleses.

La Rosa Blanca corrió con la misma suerte que otras películas que mostraban la parte de nuestra realidad y tocaba fibras sensibles a nivel político -y ésta en particular- que enseñaba como las compañías petroleras explotaban a los pequeños propietarios en México.

¿El resultado? La censura. Al parecer no era muy bueno para las relaciones con el país del norte ver esta clase de historias así que la Secretaría de Gobernación decidió enlatar esta cinta digamos unos… 11 años.

Un rumor sobre la censura en La Rosa Blanca fue la aparición de Christiane Martel, esposa en la vida real de Miguel Alemán Velasco (hijo del ex-presidente Alemán Valdés), quien interpretaba a la amante del cínico petrolero gringo (John Kelly) y que aunque aparece unos cuantos minutos en pantalla  siempre lo hace perfectamente fotografiada, peinada y hasta en escenas en negligé.

Bueno, pues una de las teorías de la censura fue que el Lic. Alemán movió sus influencias para que la película no saliera a menos que retiraran las escenas subidas de tono de su esposa, cosa que los realizadores no quisieron. Fue en 1972 cuando por fin esta cinta se vio estrenada en los cines de nuestro país pero con unos “ligeros” cortes.

Tal vez la temática, el tono o la aparición de Alejandro Ciangherotti –interpretando gobernador de Veracruz, Miguel Alemán- no pusieron muy bien parados al gobierno mexicano ni al estadounidense por lo que por todos lados tenían motivos para evitar su salida comercial. Al final que la cinta se estrenó con éxito y es recordada por cinéfilos como una de las mejores cintas sobre el tema petrolero.

La Rosa Blanca es una de esas cintas que hoy han alcanzado un estatus de clásico tal vez por la censura que tuvo en su época o por el tema polémico que trata pero no le podemos quitar el mérito a sus realizadores que tuvieron la visión de realizar una obra de gran interés para el público mexicano  y que hoy todavía podemos apreciar.

Categorías: Pelicula completa | Deja un comentario

INFIERNO EN GUERRERO, LOS DESPLAZADOS (Reportaje completo)

PROCESO-1919-191x250Por Ezequiel Flores Contreras/Proceso

En la sierra de Guerrero los gatilleros llegan quemando casas, secuestrando y matando, y a los pobladores les exigen dinero y libre tránsito. Ante la disyuntiva, la gente decide huir. El terror ha provocado que pueblos enteros de esa entidad se vacíen en un solo día. Lugareños entrevistados por Proceso aseguran que las bandas de narcotraficantes están ‘barriendo” la zona de arriba abajo, y consideran que el despliegue policiaco y militar no solucionará nada

El panorama en la Sierra Madre del Sur es de muerte. El terror se ha esparcido por la montaña guerrerense —una de las zonas más pobres del país— a causa de la guerra entre grupos de narcotraficantes que, en medio de su disputa por los campos de producción y las vías de trasiego, amedrentan y acosan a los lugareños. Esta situación descontrolada ya provocó el desplazamiento de por lo menos 2 mil personas, provenientes de tres municipios.

En el último mes, bandas armadas recrudecieron la violencia en 13 poblados de los municipios de San Miguel Totolapan, General Heliodoro Castillo y Apaxtla de Castrejón. Han quemado decenas de viviendas, secuestrado a mansalva y convertido el asesinato en su primer y último argumento.

Cientos de mujeres, niños y hombres han dejado sus pueblos y buscado refugio en las cabeceras municipales, se fueron a vivir con familiares en otras regiones del estado o salieron del país.

En un principio, el gobierno estatal minimizó la situación. Calificó de “emigrantes internos” a más de mil desplazados de San Miguel Totolapan que abandonaron cuatro comunidades el 17 de julio y se concentraron en la iglesia de San Miguel Arcángel, en la cabecera municipal.

La administración del gobernador Ángel Aguirre Rivero (PRD) atribuyó el movimiento de personas a “falsos rumores” de enfrentamientos y ataques.

Sin embargo, 15 días después reculó: El miércoles 31 de julio —y también a raíz de la violencia— otras mil personas abandonaron sus comunidades, ubicadas en la parte baja de la sierra. Huyeron hacia las zonas altas para refugiarse en Huautla y Tlacotepec, esta última cabecera municipal de General Heliodoro Castillo.

En ambos casos las autoridades estatales —a través de la Subsecretaría de Protección Civil— habilitaron albergues temporales en San Miguel Totolapan y General Heliodoro Castillo, donde se limitaron a entregar despensas, cobertores y colchonetas a los desplazados.

LA RAPIÑA

Hace dos semanas, Proceso recorrió la zona del conflicto. Las víctimas explicaron que el corredor de drogas que conecta la sierra con las regiones norte y Tierra Caliente es el escenario de una brutal guerra entre varios grupos delincuenciales. Reportes oficiales consultados por este semanario muestran que la región es disputada por las bandas de Los Rojos, La Familia y Los Guerreros Unidos.

El primer grupo tiene su bastión en Tlacotepec (municipio de General Heliodoro Castillo) y Chilpancingo, ciudad vapuleada por el secuestro, la extorsión y los asesinatos en contra de representantes de sectores productivos.

La segunda banda está afincada en el municipio de Arcelia y Teloloapan, desde donde controla el paso de droga hacia el Estado de México. El tercero, Los Guerreros Unidos, se ha hecho fuerte en Iguala.

Apenas la semana pasada, las batallas entre esos grupos provocaron otro desplazamiento forzado. El pasado viernes 2, mujeres, niños y ancianos provenientes de Pezuapa (San Miguel Totolapan) narraron a Proceso que habían llegado a guarecerse a la Casa de Bienes Comunales de Tlacotepec después de caminar un día y medio a través del monte. En total, eran 400 desplazados de tres municipios.

‘BARREDORA’

Contaron que un grupo delincuencial venía “barriendo” la sierra desde la parte baja de San Miguel Totolapan. Al llegar a su pueblo incendió casas y secuestró a algunos hombres.

Otros desplazados –que también permanecían en la Casa de Bienes Comunales– narraron el episodio que provocó su huida hacia Tlacotepec. Recordaron que hombres armados irrumpieron en el pueblo de Amacahuite (General Heliodoro Castillo) y se llevaron a siete campesinos a la comunidad de El Pescado (Apaxtla de Castrejón), ubicada a dos horas a pie de donde fueron privados de su libertad.

En ese lugar, donde se encuentra el embalse de la presa El Caracol, los sicarios enviaron un mensaje a los pobladores de Amacahuite con el comisario municipal. “Exigieron el paso por la comunidad para poder ingresar a Tlacotepec”, afirman. También demandaron la presencia de “los ganaderos” de Amacahuite en la comunidad de El Pescado como condición para liberar a los siete campesinos. Se cree que los querían extorsionar.

No obstante, los pobladores de Amacahuite rechazaron la exigencia del grupo armado. Optaron por abandonar la localidad y dirigirse a Tlacotepec, a pie y en camionetas.

Habitantes de cuatro comunidades más —El Capire, El Órgano, Ixtayotla y Tetitlán del Río— se sumaron al éxodo al ver el terror con el que huían los pobladores de Amacahuite.

Así llegaron 400 personas a Tlacotepec. Otras 500 se quedaron en Huautla. No se sabe de los plagiados.

Proceso recorrió siete comunidades del municipio General Heliodoro Castillo —las dos donde se refugiaron los desplazados y cinco más, ubicadas en la parte baja de la zona serrana—, donde constató que el miedo impregnó los campos, los caminos y las viviendas.

TESTIMONIOS

En la comunidad de Ixtayotla, este semanario documentó un caso que sintetiza la desesperación que ahí se padeció.

Ahí vive un joven de 25 años llamado Víctor Manuel. Padece de sus facultades mentales como consecuencia de un golpe en la cabeza. Fue abandonado en el pueblo el 31 de julio, cuando 36 familias huyeron del lugar por la narcoviolencia.

La abuela de Víctor Manuel salió aterrorizada, dejando todo. Nadie le pudo ayudar a cargar con su nieto de articulaciones atrofiadas. Así que el joven se quedó ahí, solo, en una casa de adobe y techo de palma, sin saber qué pasaba.

La mujer de casi 80 años caminó dos horas para llegar a Huautla, donde se refugiaron más de 500 desplazados provenientes de los municipios de General Heliodoro Castillo, San Miguel Totolapan y Apaxtla de Castrejón.

Cuatro días después, Florentino Soto Basave, quien se había quedado en Huautla, regresó a Ixtayotla y este semanario lo acompañó.

“Tengo que ver la milpa, mis animalitos, mi casa. En el pueblo se quedó un muchacho que no sabemos si está vivo”, dice durante el camino, en una brecha de terracería.

Después de dos horas llegamos al pueblo. El lugar está desolado. Las tierras de cultivo y viviendas, abandonadas. Sobre las polvorientas calles sólo deambulan animales domésticos.

Dentro de una de las casas está Víctor Manuel. Sentado en el piso, frente a la tranca de un corral. Con la mirada extraviada.

Enseguida, don Florentino se dirige a la cocina, donde apenas colocaron un fogón ecológico de los que promueve la Cruzada contra el Hambre. De una olla de barro saca un puñado de galletas y se las lleva al joven, que las desmorona con las manos y las devora.

Luego, Florentino le lleva una taza de agua y Víctor la bebe de golpe. Algo balbucea, y dibuja una sonrisa que le ilumina el rostro.

El muchacho llevaba cuatro días sin probar bocado.

INVASIÓN

Los sujetos armados han ido subiendo desde San Miguel Totolapan y Apaxtla de Castrejón hasta General Heliodoro Castillo. Esa zona se caracteriza por la siembra de enervantes, relatan otros afectados.

Uno de los comandos de la región utiliza uniformes camuflados y es conocido como Los Pintos. Sus gatilleros están asesinando y desapareciendo hombres, quemando viviendas y expulsando a quienes se niegan a colaborar con ellos, indican.

Don Florentino Soto advierte que mientras las autoridades gubernamentales no garanticen la seguridad en la zona, los desplazados difícilmente van a regresar a sus comunidades.

“Nosotros no queremos andar de arrimados en otros poblados, pero no tenemos dinero para quedarnos en otro lugar. Por eso nos duele dejar abandonadas nuestras casas, las tierras de labor y nuestros animales”, afirma el campesino frente a su casa en Ixtayotla.

Después de la tragedia y la huida, policías estatales y militares llegaron al corredor disputado y comenzaron a recorrer la zona. No obstante, los desplazados temen que cuando policías y militares se retiren de la zona los delincuentes vuelvan para embestir a los ciudadanos, cobrar venganza y seguir dejando su estela fúnebre. El alcalde perredista de General Heliodoro Castillo, Mario Chávez Carvajal, se declaró incompetente para resolver el problema de inseguridad y violencia que ha convertido en “pueblos fantasma” al menos 13 comunidades.

Se le pregunta de qué forma se puede revertir este éxodo. Dice que no ve una alternativa de solución, porque el Ejército no puede permanecer en la región de manera definitiva.

Categorías: Articulo | Deja un comentario

COMO UN ANIMAL SALVAJE (Cronica completa)

PROCESO-1919-191x250Por Julio Scherer Garcia/Proceso

Rafael Caro Quintero es un zombie. Dejó de vivir. Calada la gorra beige hasta las cejas, corre vueltas y vueltas alrededor del patio. No altera el paso, rítmicos los movimientos, perfectos. El cuello permanece inmóvil y el cuerpo carece de expresión. Nada lo detiene, nadie lo interrumpe.

Desde los centímetros abiertos de una ventana horizontal de vidrios como acero, le grito:

–¡Rafael!

Sé que me escucha. Sigue.

De nuevo:

–¡Rafael!

Sigue.

Otra vez.

Apenas se detiene. Me reconoce.

Hace casi veinte años el país se asomó al escándalo del narco. Fue denunciado “El Búfalo” como una extensión inmensa sembrada de marihuana. El capataz era Caro Quintero, con dominio sobre siete mil jornaleros. Las crónicas de la época afirmaron que se trataba de mano de obra envilecida. Sueldos ínfimos y vigilancia perruna alrededor de sus barracas.

Los tráileres con droga circulaban por la carretera al norte como un automóvil en una vía desierta. Personas importantes estaban detrás del gran negocio. De otra manera costaría trabajo explicarse la impunidad imperante en aquella región de Chihuahua.

Se supo entonces de la vanidad de Caro Quintero. Millonario, apuesto, personaje inédito que rozó la leyenda, fue tema de corridos. Caro Quintero daba entrevistas y se gozaba con sus fotografías en los periódicos. Su sonrisa, anchos y fuertes los dientes, se correspondía con la de un actor.

–¿Qué piensa del narco, Rafael?

–A estas alturas no sé ni qué contestarle. Voy para 17 años preso. Es malo por tanto vicio con la juventud. Creo que ahora está más arraigado con la gente. En aquel tiempo no éramos viciosos. Yo no le pegaba a nada.

–¿Y los demás?

–Pues que yo haya visto, no. En aquel tiempo no era el desmadre que es ahora. No había esos pleitos de hoy, eso de cártel contra cártel.

–¿Se pensaba inocente?

–No le voy a decir que era inocente. Tenía veintitantos años. La necesidad y la falta de estudios me hicieron meterme. Era y soy muy pobre. A estas alturas ya está uno acabado. Ahora ya no somos las personas que caímos.

–¿Perdió todo?

–La mayoría de mis cosas.

–¿Qué tenía?

–Unos ranchos, bastante ganado, todo me decomisaron.

–¿Cuántos ranchos?

–Seis.

–¿Y ganado?

–Como cinco mil cabezas. Era muy bueno. Tenía Indobrasil, Angus, Bravo.

–¿Para quién trabajó?

–Para nadie.

–¿Trabajó para Arévalo Gardoqui, secretario de la Defensa? Miles de jornaleros estaban bajo sus órdenes y había soldados en El Búfalo.

–Para nada. Yo no tengo relación con toda esa gente.

–¿De qué complicidades se valió para hacer tanto como hizo?

–A puro valor. A puro valor tonto, porque no era otra cosa. Nada más ir por allí para ver si pegaba, ¿me entiende?

–No, no entiendo.

–A ver si se podía. Pero yo no estaba bien con nadie, con ningún policía.

–¿Y cómo pasaban los tráilers de un lado para otro?

–En aquel tiempo no estaba tan duro como hoy. Y sobre cosas así no me gustaría tocar el tema.

–Cuente.

–No tengo que contar sobre eso. Yo empezaba.

–¿Y hubiera seguido?

–No sé qué habría pasado.

–¿Saldrá de Almoloya?

–Pues si Dios quiere. Tengo muchas esperanzas. Tengo que salir. Tengo una familia que me está esperando. Tengo que ayudarle a mi esposa con mis hijos.

–¿Cuántos?

–Cuatro.

–¿Sólo cuatro?

–Hay otros cuatro por fuera.

–¿Reconoció a los ocho?

–A la mayoría. Aquí es complicado porque sólo pueden entrar doce personas. Mi esposa, mis cuatro hijos, mi mamá, mi suegra y mis cinco hermanas. A mis hermanas les es difícil venir acá. Las atacan por la prensa, la tele, por todos lados.

–¿Recuerda a Julia Sabido? Trabajaba con el doctor Alfonso Quiroz Cuarón y a usted le hizo el examen psiquiátrico cuando ingresó al Reclusorio Norte.

No la recuerda.

–Yo le pedí que me mostrara el estudio psiquiátrico que hizo sobre usted. Me respondió que no. Era confidencial. Le pedí entonces que me dijera cómo es Caro Quintero.

–Muy bronco, le debió haber dicho.

–”Es un hombre muy sensual. Yo le diría que es un sexo que camina, duerme, sueña, platica”. ¿Es usted así?

–Pues no le sé decir.

–Pues dígame.

–Pues yo no sé de esa palabra.

–¿Es usted un enamorado de tiempo completo?

–Para qué le voy a decir que no.

–¿Nunca se detuvo?

–La verdad, no.

–¿Quería usted el billete para las mujeres?

–Yo ayudé a mucha gente pobre, necesitada, nomás que se me hizo un escándalo, un caso político.

–¿Por qué el escándalo?

–Sería porque cayó mucha gente al mismo tiempo. Cayó Fonseca, caí yo y se hizo un gran mitote.

Vuelve al pasado.

–En el Reclusorio Norte se nos dio la oportunidad de arreglar una “íntima”. En el dormitorio donde estábamos metimos una sala y acondicionamos nuestro espacio. Hacíamos talacha diaria y el piso relumbraba. Los muchachos y yo lavábamos con jabón, con pino. Teníamos refri y tele.

El módulo era precioso.

–¿Tenían botellas?

–No, pero nosotros preparábamos la comida. Teníamos cocina.

–¿Invitaban a las muchachas?

–Venían algunas novias. Y una vez, cuando se casó uno de los muchachos, tuvimos música que él llevó.

–¿Cuánto le dieron al director para que permitiera la música?

–Era una boda. El novio hizo los preparativos y habló con el director. Le dieron el permiso. La música duró cinco o seis horas.

–Tenían la cocina, la íntima, su propia celda. ¿Qué más tenían?

–La íntima se compartía entre los seis que éramos. Un día cada quien. Un dormitorio lo dividimos en dos partes. En una estaba mi compadre Fonseca y su gente, y la otra me tenía a mí con mi gente.

–Me dijo que Fonseca está muy jodido.

–Así estamos todos. Yo ando mal de la próstata, traigo una colitis que no me la pueden quitar por los nervios.

–Ésta es una cárcel que se hizo como un filtro. Una cárcel de pasada. Nos iban a tener un tiempo y conforme fuéramos evolucionando nos iban a mandar a nuestro lugar de origen o de donde viniéramos. Cuando llegamos nos aseguraron que nuestra estancia sería por seis meses. Yo en tres días tengo nueve años aquí. Ya no aguanto. Aquí no pueden venir mis sobrinos ni un amigo, nadie fuera de la lista. Para incluir a uno nuevo hay que borrar un nombre de los originales.

“Mi madre anda cerca de los setenta años, cansada de estar viniendo. Ésta es una cárcel muy dura que te afecta mentalmente, te afecta la vista, los órganos, poco a poco. Los medicamentos salen más caros que la comida. Padezco también de la vista y tengo una hernia. Cuando llegué me dieron medicamentos controlados. No los quería tomar. Nunca había tomado pastillas. ¿Cómo se llaman? Psicotrópicos, ¿no?

“Los psicotrópicos me dejaron una depresión que olvídese, una tristeza que no se la deseo a nadie. Se pone uno totalmente triste, sin ánimos, no quiere ver a nadie, sin ganas de nada.”

–¿Ni de la esposa y los hijos?

–De nada. Cuatro años estuve corriendo diario, diario. Hacía otros ejercicios. Jugaba mucho volibol. Dije: “Ya nos van a cambiar, ya mero, espérate, tranquilo”. Y nada. Me puse a correr otra vez. El mes que entra tengo otros tres años corriendo diariamente.

–¿No le aburre correr?

–Estoy hasta la madre. La cárcel es un campo de concentración. Cuando me trajeron a Almoloya mandé a mi abogado, Efraín García Ramírez. Hizo un estudio de esas prisiones que son parecidas a ésta: el sesenta por ciento se suicidó y el otro cuarenta por ciento quedó todos locos.

“En las cárceles francesas había terroristas, gente de ese tipo. Aquí cuánta gente no se ha ahorcado, se ha muerto. Uno oye nada más. Yo tenía un amigo que vivía con nosotros en el módulo y nos llevábamos muy bien. Se llamaba Jorge Zaid Aparicio. Un compañero y yo fuimos a los servicios médicos. Oyó que ahí estábamos y nos gritó. Dijo que ya no aguantaba, que estaba muy malo y que no sabía qué tenía. Se lo llevaron a Santa Marta, su familia lo sacó y lo trasladó a un hospital. Hace unos 20 días nos dijeron que había muerto. Aquí te dejan ir cuando ya no hay nada que hacer.”

–¿Son frecuentes los suicidios?

–Tengo 47 años y no cualquiera aguanta esta cárcel. Mire cómo traigo el pelo. Aparte de mi familia, tenía como nueve años sin hablar con nadie. Ya no coordina uno una conversación, ya no enlaza igual que antes, cuando estabas en un reclusorio donde había mucha gente. Aquí tiene uno el teléfono tres veces al día, diez minutos. Y hay que estar pendiente de los hijos. Ahí van. Ya se recibió el mayor en administración de empresas. La segunda se recibe en mercadotecnia, si Dios quiere, en mayo. El que sigue lleva dos años en medicina. Con el que estoy batallando es como un carajo, porque es gordo. Tiene 18 años.

–No hace ejercicio.

–Ni un carajo. Pesa ciento y tantos kilos y traemos pleito porque no hace la dieta. Ayer le dije a mi esposa que le quitara el carro.

–¿Se tiene autoridad frente a los hijos estando aquí?

–Pienso que sí. Tuve suerte con ellos y quiero que se fijen en mí para que no se me descarrilen. Tanto año yo sufriendo aquí, que ellos no me vayan a hacer una tontería. Por necesidad, por vaquetones, por lo que sea.

–Por las señoras.

–No pensaba en eso. Mis hijos llevan una carrera limpiecita.

–El gordo no tanto.

–El gordo también.

–¿De veras tiene autoridad sobre sus hijos?

–Hace dos o tres años, en junio, les pregunté a los dos más chicos: ¿Pasaron los exámenes? ¿Seguro? No me echen mentiras. Pidieron permiso para ir al rancho en Sinaloa, donde nací. Ahí tengo caballos. Le dije a su mamá que fuera a la escuela a averiguar. Uno reprobó tres materias, el otro dos.

“Llegando a Culiacán con su otra abuela, ya tenían orden de regresarse a Guadalajara y hablar acá, conmigo. Ya tenía un tiempecito de quererlos mandar a un colegio militar. ‘Como ustedes me echan mentiras, yo también voy a ser cabrón con ustedes. Me están engañando, los voy a chingar’. Los mandé por un año a un colegio militar durísimo en San Luis Missouri. Uno volvió malo de la presión, con ciática. Han tenido una mamá muy buena.”

–Me dicen los choferes, allá afuera, que su señora es muy guapa.

De pronto, Caro Quintero me desconcierta. Algo le da vueltas en la cabeza, se fue lejos.

–¿Cómo me dijo que se llamaba?

–¿Quién?

–Julia, Julia qué.

–Julia Sabido.

–¿Qué le dijo? A ver, ¿cómo? Me levantó el ánimo con eso.

–”Julia, usted le hizo el examen psiquiátrico a Caro Quintero. Por qué no me lo muestra”. Fue imposible. El estudio era confidencial. Bueno, Julia, ¿cómo es Caro Quintero? No me dijo es un sexo. Me dijo: “Es una verga que camina, corre, sueña, se alimenta, vive”. Así más o menos. ¿De qué se ríe?

–De eso que me está contando.

–¿Así era usted?

–Yo creo que sigo siendo igual.

–¿Igual, igual?

–No me gusta el pelo blanco.

–No le queda mal. Es usted cobrizo, de una piel brillante.

–Desde muy joven soy canoso. Decían los periódicos que me pintaba rayos. (También decían que pagaba a un masajista en el reclusorio para que le limpiara la cara de barros y espinillas.)

–¿Cómo era usted cuando era bronco?

–Era rebelde. Se me hacía muy difícil acatar órdenes, hasta de mis padres. Me cuereaban mucho de chiquito. Yo soy de una sierra. No entraban los carros, era un barranco donde vivíamos. Cuando oíamos el ruido de las bestias o de los perros era que iba a llegar gente. Mis hermanos y yo corríamos al monte.

–¿Por qué?

–Le teníamos miedo a la gente. Es mala comparación pero éramos como animales salvajes.

Categorías: Articulo | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.712 seguidores