¡MATEN AL CANDIDATO!

Por Everardo Monroy Caracas

Adam-and-Eve-banished-from-Paradise-Masaccio-c.1427-bRommel Meyer escribió un monólogo de dos actos que nunca terminó porque se lo impidieron nuevos proyectos literarios. En México, el 23 de marzo de 1994 asesinaron al candidato del PRI a la presidencia de la república, Luis Donaldo Colosio Murrieta. Ese hecho le inspiró la idea, pero en su obra, el personaje naufragaría, tras ser arrojado de un trasatlántico, y en la balsa evocaría su pasado familiar y político.
Los escenógrafos construirían una gran alberca e instalarían una pantalla de plasma al fondo para reproducir imágenes cinematográficas. Lino Dorantes Colmenares se llamaría el candidato y sobreviviría al serle arrojada una balsa, en el ultimo momento, por su secretario privado tras ser apuñalado y posteriormente echado al mar.
El propósito de la obra era presentar una radiografía crítica del sistema político mexicano e intentar demostrar que la oligarquía nacional y las trasnacionales, controladas por la ultraderecha, imponen cada seis años al presidente de la república. Los grandes bancos tienen el control de las cadenas televisivas, la radio, el cine y los grandes periódicos. Si el candidato oficial no cumple con sus intereses financieros y antiestatistas simplemente lo ridiculizaban, enfermaban, encarcelaban o asesinaban. También tienen ascendencia mayoritaria en el congreso de la unión, el poder judicial, las iglesias y los principales cárteles de la droga, tráfico humano y prostitución.
En el primer acto, el alucinado Dorantes Colmenares recordaría su amistad con el presidente de la república en turno; su paso por dos secretarias de estado y la presidencia nacional de su partido y la enfermedad terminal de su esposa. Este monólogo permitiría hacer un recuento sobre el México del siglo XXI y su dependencia política y económica con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Vaticano.
En el segundo acto, el candidato en desgracia evocaría su amistad y ruptura con el presidente de la república, Cornelio Salieri. El prometer encarcelar a los principales capos de la droga y sus aliados en el gobierno, entre ellos dos hermanos de Salieri, desencadenaron su caída. En realidad, el tráfico de heroína y mariguana del país, según reportes de inteligencia estadounidense, es controlado por oficiales del ejército y la marina. De ahí, la urgencia de hacer una limpia burocrática y atender con mayor urgencia a los grupos sociales vulnerables.
La obra se intitularía ¡Maten al candidato! Y el papel principal estaría a cargo del excelente actor mexicano Demian Bichir y como Salieri, Kevin Spacey. El utilizar a un actor estadounidense para interpretar al presidente Saliere demostraría que quienes gobiernan al país son gringos con rostro mestizo.
Rommel en la pieza teatral presentaría fragmentos de la investigación sobre el caso Colosio y la presunción de que el magnicidio fue un asunto de Estado. Lamentablemente el proyecto quedó en suspenso y Rommel ahora trabaja en una obra musical donde una familia de vampiros decide radicar en Tierra Caliente por la abundancia de personas desaparecidas y ejecutadas. Eso significa que jamás les faltaría sangre humana y ningún policía o militar pondría obstáculos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s