EL ARROJO DE SALIR

Por Everardo Monroy Caracas

66458-0–Explícame por qué la soledad altera las neuronas…

–La soledad es parte de la vida, como la ausencia de materia…

–No digas pendejadas, por favor…

–Bueno, prueba de ello es que tecleas ahorita y no hay nadie contigo…

–Eso crees…

–No entiendo…

–Tengo en mi mente a dos personas que son fundamentales en lo que hago…

–Es algo subjetivo… y lo que hablamos es muy serio…

–Te equivocas, nadie puede estar completamente alejado o alejada y mira que me he metido en el asunto de géneros…

–Me sorprendes…

–Desde ahí empieza mi verdad: no estamos solos desde que fuimos concebidos por ambos géneros…y quiero decirte que a ellos les valimos madre… Pura calentura de la buena…

–Guau… tienes razón… Pero ¿qué escribes en estos momentos?

–Lo que tendría que hacer para ser feliz…

–Te digo, no cambias…

–Sabes que ayer estuve con la dentista y ella siempre se hace acompañar de una asistente latina… Mientras la dentista hace su trabajo, habla con tanta familiaridad  sus asuntos cotidianos que logra su objetivo: distraer al paciente de su propia tragedia…

–¿Tragedia?

–Si, estar con la boca abierta y ser torturado con ayuda de una barrena y gancho metálico…

–Inteligente dentista…

–Demasiado…y en esos momentos tuve la genial idea –lo de genial es un decir—de armar una obra de teatro donde el paciente interactuara con su voz en off y la dentista y su asistente no pararan de hablar durante dos horas… En este caso, el diálogo se apoyaría con imágenes de los dientes, lengua, encía y garganta del paciente…

–Cabrón… está buena la idea…

–Por cierto, je parle beaucoup, como dirían los franceses, y no te he dicho que mi madre está muy enferma…

–Estuvo, recuérdalo…

–No, sigue enferma… acabo de hablar con mi hermana y dice que no quiere vivir… Lo que significa que está muerta en vida…

–Lo lamento, en serio… solo que en esos pedos, cada quien su vida… Te echaron al mundo y ahora tú tienes que resolver lo tuyo… Oye, sígueme diciendo lo de la dentista… suena interesante la idea de armar una obra de teatro donde el consultorio sea el centro de atención de lo que ocurre en el mundo y apoyes la trama con videos…

–Más bien, lo que ocurre en algunos hogares o calles del mundo…

–Tienes razón… Un hogar es como la célula humana: un mundo sin fronteras donde cada individuo interactúa en su propio mundo…

–Compa, perdona que te interrumpa…

–¿Qué pasa?

–Lo que es la vida, caray… En este momento tengo una llamada telefónica y miré el número y es mi hermana… parece que mi madre ha muerto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s