LA BANCARROTA DE LA IZQUIERDA MEXICANA

Por Carlos Illades*

coverHoy es tópico afirmar que la izquierda está en crisis. El meteoro neoliberal debilitó apreciablemente a la clase obrera industrial, sujeto revolucionario del marxismo clásico, al grado de que su retroceso parece a Eric Hobsbawm irreversible, y desmanteló el Estado benefactor, soportes ambos de la socialdemocracia. Tras la implosión del socialismo realmente existente en Europa oriental, el flanco comunista todavía no recompone su paradigma político lo suficiente para articular una alternativa creíble al statu quo que coloque en el centro la cuestión social, ese logos que da sentido a su existencia, y su expresión socialdemócrata no ha ido más allá de asumir las premisas de sus adversarios. Dice Etienne Balibar, que “la izquierda está en estado de bancarrota política. Ha perdido toda capacidad de representación de las luchas sociales o de organización de movimientos de emancipación. En general, está alineada con los dogmas y los razonamientos del neoliberalismo. Y en consecuencia se ha desintegrado ideológicamente”. Entre tanto, día a día la derecha europea en el poder socava las conquistas que los trabajadores lograron en la posguerra (pleno empleo, educación gratuita, salud pública, pensiones y seguro al desempleo). La desconfianza, dice Tony Judt, ha roto los lazos cohesivos incluso en sociedades que se caracterizaron por ser las más igualitarias del planeta (Hobsbawm, 2011, p. 419; Balibar, 2010; Judt, 2010, pp. 72 y 73).

En América Latina el curso ha sido algo distinto. Después de dos décadas de administraciones neoliberales actualmente la mitad es gobernada por la izquierda, pero no hay evidencia de que el discurso y las prácticas políticas de aquélla sufrieran transformaciones significativas, por no hablar de un retorno al populismo en varios países. México, la única de las naciones grandes del subcontinente donde la izquierda todavía no ha alcanzado la presidencia de la república, aunque con oportunidades reales de hacerlo en 1988 y 2006, tampoco escapa a esta ruta. De hecho, la respuesta de la izquierda socialista al colapso del bloque soviético fue la evasión, incluyendo a las tendencias marginales que habían combatido el estalinismo: primero hacia el nacionalismo revolucionario, y después en dirección del neozapatismo; esto es, asimilándose a otras corrientes históricas de la izquierda nacional. Entre sus militantes, algunos abandonaron el activismo o literalmente se reacomodaron en otros puntos del espectro político. De los noventa para acá, la elaboración teórica de la izquierda al respecto ha sido, de sí, escasa por no decir nula, lo cual no deja de sorprender, sobre todo si tomamos en cuenta que había tenido un papel fundamental en el debate público y la ciencia social mexicanos.

Este libro esboza el desarrollo histórico de la izquierda mexicana deteniéndose en los momentos fundamentales. Aunque sigue los hilos de las tres grandes corrientes que la conforman (socialismo, nacionalismo y socialcristianismo), se ocupa con más detalle de la izquierda socialista, tanto por mi interés personal, como porque es la que presenta una mayor diferenciación quizá como consecuencia de la importancia que tradicionalmente le otorgó al debate ideológico. Esto no significa que se desatendieran los vínculos con las demás corrientes, sobre todo después de 1988, cuando dieron lugar a nuevas configuraciones políticas. En cuanto al orden expositivo, se procuró seguir una pauta cronológica, sabiendo de antemano que la historia particular de cada una de las corrientes, y de los socialismos en particular, no tiene un curso lineal, que pueden convivir en el tiempo e incluso llegar hasta el presente. A este respecto, la periodización indicada en los capítulos no pasa de ser una guía para el lector, además de subrayar el momento en que cobró mayor relevancia alguna de ellas.

Algunas referencias fueron suprimidas con el fin de propiciar una lectura más ágil. El lector que lo desee, puede consultar “Fuentes y bibliografía” para conocer todas las referencias e incluso marcar su propia ruta en la apasionante investigación y apropiación de este gran tema.

Link para leer el libro en PDF: De la social a Morena – Carlos Illades

*Carlos Illades (1959) es profesor-investigador de tiempo completo en el Departamento de Filosofía de la UAM-Iztapalapa, investigador nacional nivel III del SNI y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias. Uno de los más destacados especialistas en historia social e intelectual mexicana, estudió la licenciatura y la maestría en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, doctorándose en El Colegio de México. Ha sido investigador visitante en las universidades de Harvard, Jaume I, Potsdam, Leiden, Columbia y el CIDE. Es autor de diez libros entre los que se cuentan: Hacia la república del trabajo. La organización artesanal en la ciudad de México, 1853-1876 (1996), Rhodakanaty y la formación del pensamiento socialista en México (2002), Nación, sociedad y utopía en el romanticismo mexicano (2005) y Las otras ideas. Estudio sobre el primer socialismo en México, 1850-1935 (2008). Obtuvo los premios de investigación “Marcos y Celia Maus” (Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, 1988), Academia Mexicana de Ciencias (área de ciencias sociales, 1999), “Edmundo O’Gorman” (Instituto Nacional de Antropología e Historia, 2001), Comité Mexicano de Ciencias Históricas (2002) y “Gastón García Cantú” (Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, 2007).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s