TELEVISA, LAVADO DE DINERO A LA CARTA (Reportaje completo)

Por Jenaro Villamil/Proceso

PROCESO-2062-193x250Por enésima vez el consorcio de Emilio Azcárraga Jean es investigado por ocultar información, pero esta vez lo hacen la Securities and Exchange Commission –la máxima autoridad de regulación bursátil de Estados Unidos– y el Departamento de Justicia estadunidense a partir de un documento anónimo que recibieron la semana pasada. La información también llegó a The Wall Street Journal, que soltó la bomba informativa el jueves 5. Televisa respondió de inmediato y se dijo víctima de “un intento orquestado para infligir un daño a la reputación de la compañía y sus empleados”. Sin embargo, los datos sobre los escamoteos financieros de Televisa están documentados.

Una vez más las cuentas “ocultas” de Grupo Televisa con los gobernadores, partidos políticos y el gobierno federal mexicano están bajo la lupa, pero ahora en Estados Unidos.

Apenas supo del contenido del documento de 15 cuartillas, en el que se revelan los datos, enviado a la Securities and Exchange Commission (SEC) –la máxima autoridad de regulación bursátil de Estados Unidos– y al Departamento de Justicia, el jueves 5 y el viernes 6 la empresa de Emilio Azcárraga Jean intentó desmentirlo.

Calificó de “ficticias y sin fundamento” las acusaciones y afirmó que la carta anónima es “un intento orquestado para infligir un daño a la reputación de la compañía y sus empleados”, pero no negó las investigaciones emprendidas en Estados Unidos contra el consorcio televisivo.

Televisa también anunció una “investigación interna” a cargo del bufete de abogados de Nueva York, Wachtell, Lipton, Rosen & Katz, y advirtió a la Bolsa Mexicana de Valores que “ejercerá todas las acciones legales a que haya lugar contra los responsables de la carta”.

No es la primera vez que Televisa reacciona de esta manera frente a las revelaciones de sus cuentas secretas. Desde octubre de 2005 este semanario ha documentado las estrategias y planes de acción para vender cobertura informativa favorable a gobernadores, incluido Enrique Peña Nieto, quien firmó con el consorcio un Plan de Acción que lo llevó a ser el candidato presidencial del PRI en 2012 (Proceso 1512, 1513, 1857 y 1958).

Televisa siempre negó públicamente la autenticidad de los documentos que sustentaban este acuerdo con Peña Nieto y que todos los días se confirmaba en la pantalla televisiva. En 2012 incluso amenazó con emprender acciones legales contra el periódico británico The Guardian si no se “disculpaba” por la publicación de información sobre la estrategia a favor del exgobernador mexiquense.

Lo novedoso de la carta anónima de 15 cuartillas y otros documentos de respaldo –consultados por Proceso– es que sirven de base a la SEC y al Departamento de Justicia estadunidense para una investigación sobre Televisa ante posibles violaciones a la Ley Sarbanex-Oxley, que penaliza la doble contabilidad de las ganancias y tipifica como fraude a accionistas minoritarios por ocultar millones de pesos provenientes de pagos “en efectivo” de los gobernadores y partidos políticos.

En el documento –que también fue entregado a The Wall Street Journal y está fechado el 20 de abril pasado– se describen las estrategias de ocultamiento y presunto lavado de dinero de esos ingresos y se responsabiliza de ello al vicepresidente ejecutivo de la empresa, Alfonso de Angoitia, y al jefe de finanzas de la compañía, Salvi Folch Viadero.

“Grupo Televisa recibe dinero en efectivo de partidos políticos y gobiernos estatales para cobertura noticiosa tanto a nivel local como nacional, con apariciones en noticiarios de la pantalla, revistas y promociones especiales –advierte el documento–. Esta es una operación continua y esta es la razón por la que es difícil rastrear las pistas y calcular el costo del product placements (término publicitario que significa “desplazamiento del producto”, propio de los infomerciales políticos) de las producciones especiales en cada segmento de tiempo aire”.

Y añade: “Si el total de la aparición en tiempo-aire de los gobiernos y partidos políticos se contabiliza, en Grupo Televisa no están reportando hasta 10% de los ingresos, tanto en los canales de televisión abierta como en publicaciones y en ventas de televisión por cable y estaciones regionales.

“Esta operación ha tenido un elevado costo para la imagen de Grupo Televisa y de su presidente Emilio Azcárraga Jean. Partidos políticos y prominentes miembros de la sociedad mexicana han acusado a Grupo Televisa de tener una información tendenciosa y esto ha afectado la credibilidad de la compañía con sus anunciantes.”

La mayoría de esos pagos provenientes de partidos políticos y de gobiernos estatales se realiza en grandes cantidades de efectivo (bulk cash, en el texto original) y son guardados en una bóveda ubicada en el basamento de las oficinas del corporativo en Santa Fe y transferidas al Estadio Azteca para simular la venta de tickets de eventos especiales que nunca se realizan. El documento calcula que en un año el consorcio lavó alrededor de 40 millones de dólares.

Otros pagos en efectivo son directamente dirigidos a empleados de Alfonso de Angoitia, como Hugo Ríos y Osvaldo Orozco, quienes reciben los montos en dólares en el edificio corporativo de Televisa.

El documento refiere que ese dinero es enviado al asistente personal Rodrigo Guerrero Arteaga. Entre 50 y 75% de ese monto se envía a una empresa offshore registrada en Florida, Estados Unidos, denominada Emilio Incorporated, a nombre de Efrén Yaber, un empleado de la televisora que aparece como “socio” de Azcárraga Jean en esta compañía.

Proceso posee copias de documentos del Departamento de Estado de Florida, con fecha del 2 de diciembre de 2004, en los cuales se acredita la documentación recibida para crear la empresa Emilio Incorporated. Azcárraga Jean es el director y presidente de la compañía y su dirección personal está en Colorado, California; Yaber tiene la misma dirección de Colorado.

Existe documentación sobre otra corporación, con fecha 8 de diciembre de 2005, denominada EMFER Inc., que tiene como único director al propio Azcárraga Jean.

Del erario a Televisa

El documento incluye una reconstrucción parcial del reporte de los pagos realizados por seis gobiernos estatales (Estado de México, Puebla, Nuevo León, Veracruz, Chiapas y Chihuahua), el gobierno federal y dos partidos políticos (PRI y PAN) entre 2012 y 2015.

Entre las cifras más reveladoras en el escrito destaca:

–En 2012, el año de la campaña presidencial, el gobierno del Estado de México pagó 870 millones de pesos a Televisa. Al año siguiente la cifra descendió a 560 millones, en 2013 fue de 600 millones y en 2015, año de comicios federales, se volvió a elevar a 800 millones.

–El monto de pagos del gobierno del Estado de México es superior en esos años a los del propio gobierno federal. En 2012, el último año de la administración de Felipe Calderón, Televisa cobró 450 millones de pesos; en 2013 se embolsó 650 millones; en 2014, 700 millones, en 2015, 800 millones.

–En 2015, los gobiernos de Rafael Moreno Valle (Puebla), Rodrigo Medina (Nuevo León), Javier Duarte (Veracruz), Manuel Velasco (Chiapas) y César Duarte (Chihuahua) pagaron entre 300 y 450 millones de pesos.

–El PAN pagó 240 millones a Televisa en 2012 y otros 200 millones en 2015. El PRI tuvo un pago récord de 550 millones en 2012, mientras que en 2015 descendió a 400 millones.

El documento aclara que los montos se realizaron en pagos bulk cash cada mes o bimensualmente; por tanto no hay registro de facturas o comprobantes de este dinero que proviene, en su mayoría, de recursos públicos.

El productor de los contenidos de los infomerciales para partidos y gobernadores es identificado como Guillermo de la Mora, quien trabaja en Televisa desde 2010. Él reporta a Folch Viadero y recibe instrucciones directas de Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, los dos principales vicepresidentes.

“Personal del staff de Guillermo de la Mora ha sido directamente amenazado por clientes que piensan que Grupo Televisa ha tomado ventaja”, sostiene el documento.

Proceso reveló desde octubre de 2005 una trama diferente de venta de promoción y de espacios informativos al entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, a través de empresas bróker, como TV Promo o Radar, ambas creadas por Alejandro Quintero Íñiguez, responsable de la comercialización de Televisa.

El total de la inversión en un año se fijó en 691 millones 734 mil pesos. El plan de trabajo fue publicitar a Peña Nieto en las pantallas del consorcio y convertirlo en el candidato priista a la Presidencia de la República (Proceso 1512).

La discusión sobre estos papeles del contrato de Peña Nieto con Televisa revivió el 7 de junio de 2012 cuando el periódico The Guardian publicó una versión similar a la de este semanario, pero con un monto menor.

En plena campaña presidencial, Proceso publicó en su edición 1858 el reportaje “Televisa y sus candidatos atrapados” en el que aludió al “Proyecto Jorge”, elaborado por Televisa para la promoción especial de Peña Nieto, ya como candidato del PRI a Los Pinos. Todos los pagos eran en efectivo y se realizaron a través de la empresa El Mall, de Pedro Torres, productor de Televisa.

En el documento anónimo que está circulando en Estados Unidos ya no aparecen la empresa TV Promo ni el nombre de Alejandro Quintero. En marzo de 2015 Quintero fue sustituido por Ricardo Pérez Teuffer como vicepresidente corporativo de Comercialización de Televisa. Su salida coincide con la crisis actual de disminución de ingresos publicitarios del consorcio, según informó Proceso en su reportaje “Televisa en declive”, publicado en su edición 2048.

Empresas en Centroamérica

En el apartado “Creación de entidades para esconder ingresos de Televisa a accionistas”, el documento enviado a la SEC y al Departamento de Justicia de Estados Unidos destaca que por conducto de Rodrigo Rosenberg Marzano, el estratega financiero de Televisa, Alfonso de Angoitia creó siete compañías en Guatemala para recibir pagos.

Entre esas empresas se encuentra TAMPEI, creada en 2009, que sirvió para encubrir la compra de un jet ejecutivo. Y después se creó otra denominada TABAE S.A. de C.V., también para la adquisición de una aeronave registrada en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como XA-SKY.

En 2010, De Angoitia comisionó a Guadalupe Phillips Margáin, entonces vicepresidenta de Riesgos Corporativos y Finanzas en Televisa, para crear una nueva compañía llamada VERAX Wealth Management, para manejar los activos de la oficina de De Angoitia y de Folch Viadero. Contrataron los servicios de José Luis Llamas, quien trabaja para el Deutsche Bank en Nueva York y es miembro del Comité Ejecutivo para las Américas de esa institución.

Phillips Margáin ahora trabaja en la empresa constructora ICA. El documento indica que De Angoitia y Folch Viadero trabajan una propuesta junto con David Martínez, el enigmático financiero de origen regiomontano creador del fondo de inversiones Fintech, S.A., para tomar el control de la compañía constructora y refinanciar la deuda de ICA a través de la empresa VERAX, una offshore creada en las Islas Caimán.

En 2010 De Angoitia, Pablo Legorreta Creel, Bernardo Gómez y Folch Viadero adquirieron 50% de la compañía de publicidad en exteriores Grupo Pol Impactos, Frecuencia y Cobertura en Medios, S.A. de C.V. para operar en México y América Central.

El otro 50% es propiedad de Consorcio Regional, una subsidiaria de Multimedios Estrella de Oro, la compañía creada en Monterrey por el empresario Francisco González, quien era socio de Televisa en la empresa cablera TVI, adquirida totalmente por Azcárraga Jean.

Yate, aeronaves, departamentos

El mismo documento hace una descripción de las propiedades inmobiliarias de Alfonso de Angoitia, que incluyen tres casas en las Lomas de Chapultepec, un rancho en Acultzingo, Estado de México, y un departamento en el número 1030 de la Quinta Avenida, por el cual el vicepresidente ejecutivo de Televisa pagó 16.5 millones de dólares en efectivo.

En su respuesta al texto publicado en The Wall Street Journal, Televisa negó la existencia de un departamento de lujo en Nueva York, propiedad de De Angoitia. Sin embargo, desde 2013 la revista Observer divulgó en su sección “Estilo y diseño” un texto de Kim Velsey en el cual resalta que De Angoitia y su esposa, María de la Concepción Legorreta, “pagaron en efectivo” 16.5 millones de dólares por esta propiedad en el mejor lugar de la Gran Manzana, que los hace vecinos de celebridades del espectáculo, como Madonna.

Entre otros lujos, el documento consigna la adquisición del yate de Emilio Azcárraga Jean, llamado TV –de 257 pies que se encuentra estacionado en Filipinas– en 120 millones de dólares Se trata del mismo yate al que aludió Proceso en 2012, en su edición 1857.

Desde 2013, añade el documento, “el mantenimiento mensual y los gastos de la tripulación son cargados al show Por el Planeta que transmite Canal 2 en el espacio del Noticiero de Joaquín López Dóriga.

Según el mismo documento, De Angoitia y Folch Viadero preparan la venta del yate en 130 millones de dólares. Desde enero pasado, el TV aparece en venta en las revistas especializadas de yates de lujo.

Describe también la propiedad de al menos cuatro aeronaves privadas que son utilizadas por los altos ejecutivos de Televisa, en sociedad con otras compañías, como el caso de Aero Personal, donde son socios en una tercera parte dos fideicomisos de Banamex (números 11776-3 y 13037-9) y Transportes Aéreos Mexiquenses; otro es XA-EAJ, utilizado personalmente por Azcárraga Jean, cuyo valor es de 100 millones de dólares, y XA-SKY, con Grupo Mexicano de Seguros, con valor de 250 millones de dólares. Esta aeronave es “para uso exclusivo de Alfonso de Angoitia y de su familia”.

Televisa se “autoinvestiga”

En su edición del jueves 5, The Wall Street Journal informó que la carta anónima llegó como correo electrónico a miembros del consejo de Univision y presuntamente del Departamento de Estado estadunidense. Proceso confirmó que existe una investigación en curso.

El Journal mencionó que para verificar la validez de la carta envió correos a la cuenta de la que se originó la propia carta. “Hasta la fecha, la identidad del remitente del correo electrónico no se ha determinado”, afirmó el rotativo en la nota firmada por José de Córdoba y Santiago Pérez.

Cuando se divulgó parte del contenido del documento, Azcárraga Jean manifestó su “apoyo inquebrantable” a De Angoitia y a su equipo y calificó las acusaciones como “ficticias y sin fundamento”. Dijo a The Wall Street Journal que la carta anónima es un “intento orquestado para infligir un daño a la reputación de la compañía y de sus empleados”.

Asimismo, informó que contrató a un bufete de abogados de Nueva York, Wachtell, Lipton, Rosen & Katz, autorizados por De Angoitia y sus familiares, para investigar a la propia empresa y a los altos ejecutivos mencionados en estos documentos.

Según Azcárraga Jean, el bufete contactó a bancos relacionados con el vicepresidente de Televisa para confirmar o descartar la existencia de las cuentas bancarias que menciona la misiva privada.

En sintonía con la respuesta de Azcárraga Jean, el comentarista Joaquín López Dóriga publicó en su columna de Milenio Diario que las acusaciones contra De Angoitia “rebasan la ficción” y que el mismo The Wall Street Journal las “desecha”.

“El anónimo incluye datos personales de Alfonso, datos que dan una línea para descubrir al patrocinador o patrocinadora y a los operadores de esta ofensiva que tienen como común denominador el rumor a esta casa y sus antecedentes en la misma”, afirmó López Dóriga.

El viernes 6 al mediodía, Televisa envió un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores para afirmar que la compañía ejercerá todas las acciones legales a que haya lugar contra los responsables de la carta:

“Grupo Televisa confirmó que una carta anónima enviada por correo electrónico, y que contiene información imprecisa, falsa y engañosa sobre la compañía y personas asociadas a la misma, fue distribuida como parte de lo que parece ser un esfuerzo coordinado para causar daño a la reputación de la compañía y sus ejecutivos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s