OPERACIÓN CÁSCARA

Por Everardo Monroy Caracas

the_reptile_woman_by_dark_faytEl uso de la cáscara es más provechoso que la pulpa o las semillas.

Mírese donde se mire es la verdad.

Lo mismo le ocurre a Melania y nadie se atreve a decírselo. Enfrenta ese mal y asusta. Le encanta maquillar su rostro  de un azul íñigo y ennegrecer sus dientes con carbón.

Un día despierta con optimismo y decide salir a la ciudad con el rostro limpio, sin plastas o tinturas.  Sus vecinos o compañeros de trabajo comprueban de inmediato que atraviesa por su mejor momento. La felicidad en su hogar es evidente.

El espejo es su mayor pesadilla porque  predomina una cierta ensoñación  muy semejante al inteligente y generoso doctor Henry Jekyll o, en repetidas ocasiones, al antisocial y perverso Edward Hyde.

No es fácil ser la hija única del primer chef y la peinadora oficial de presidencia.

Pero dejémonos de disertaciones ociosas y entremos de lleno al asunto.

En esta ocasión debo reconstruir la historia revelada durante mi sueño. Ese es el trabajo de las pitonisas y no precisamente del oráculo de Delfos.

Es la historia del nacimiento de Armenia, la tercera hija del presidente de la república y la primera dama. El país es lo de menos, porque la trama es universal. Sin embargo, aclaro que el ascenso al poder de la pareja es un asunto soberano de la plutocracia y los partidos políticos. La sociedad civil, con su sufragio cuestionado, crea ese andamiaje para preservar sus privilegios o salir del atolladero moral o económico en el que se encuentra.

El asunto es que un 14 de mayo nació Armenia  y fue la tercera descendiente de la pareja presidencial. Sus hermanas Argentina y Brasilia estudiaban en un colegio de Londres cuando ocurrió el acontecimiento. La recién nacida luchó denodadamente para no salir y los tres obstetricias y seis enfermeras tuvieron que trabajar tiempo extra. El parto duró ocho horas  y la madre no sobrevivió.

Melania entonces relevó a la primera dama y tuvo bajo su cargo los cuidados de la recién nacida.

La ciudad con sus cinco millones de habitantes fue levantada en un páramo rodeado de montañas pelonas, pero recubiertas con piedra volcánica.  Si  la zona habitada perdió su condición de erial fue por la iniciativa de los primeros colonizadores, de origen teutónico, que convirtieron cada vivienda en una pequeña granja frutícola y hortícola. La revolución agrícola tuvo sus méritos y en seiscientos años ninguna familia compraba o vendía verduras, granos, cítricos, manzanas, peras, ciruelas, melocotones o membrillos. Los huevos y la carne animal, principalmente de equino, eran importados de países circunvecinos. De esa manera alejaban de su entorno natural cualquier plaga dañina provocada por el orín o estiércol del ganado, ave galliforme, recua o piara.

Armenia tenía una extraña enfermedad y dejó de ser un secreto al atacar a su padre en el primer aniversario de vida. Durante la noche asumía su condición de ninfa y podría transformarse en algún coleóptero, reptil o roedor de formas monstruosas y desconocidas. En un principio culparon a Melania de lo ocurrido, pero el Estado Mayor Presidencial concluyó que en realidad se trataba de un experimento genético inoculado por sus adversarios políticos del bloque ultra conservador y oscurantista. Lo que provocó la detención e interrogatorio de todo el personal médico que atendió a la primera dama durante el transcurso de su embarazo y parto.

El ácido desoxirribonucleico de la pareja presidencial había sido alterado y por consiguiente su tercera descendiente dejó de tener las cualidades absolutas de un ser humano. Melania era la única que controlaba a Armenia y por lo mismo, al enterarse que su protegida seria sacrificada, decidió huir con ella y esconderse en una de las cumbres del lado poniente de la ciudad, donde predominaban los más extraños y peligrosos reptiles y arácnidos venenosos.

La cacería se inició la madrugada del 21 de mayo y en esa cruzada participaron los integrantes de la temible Orden de los Caballeros Teutones, encabezada por uno de los descendientes directos del Gran Maestre turingines, Hermann von Salza. La sibila principal le concedió el absoluto poder para aplastar ese mal que podría trastocar el statu quo de la ciudad y sus alrededores.

Operación Cáscara llamaron a la búsqueda, porque era el sobrenombre de Melania.

Link para leer en PDF la novela corta El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde de Robert Louis Stevenson: El extrano caso del Dr. Jekyll – Robert L. Stevenson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s