LA DICTADURA PERFECTA 2

Por Everardo Monroy Caracas

La-dictadura-perfectaLuis Estrada trabaja a marchas forzadas en la segunda parte de La Dictadura Perfecta. En esta ocasión, la Mafia en el Poder, integrada por el Estado Mayor Presidencial, una treintena de millonarios inmorales, la CIA y TVMex utilizan a un grupo de paramilitares michoacanos, encabezados por un gobernador psicopata, para secuestrar a medio centenar de estudiantes universitarios pobres y radicalizados y así desviar la atención pública sobre la decisión final de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de no permitir una consulta ciudadana para echar abajo las recientes reformas constitucionales que permitan la privatización de Petróleos Mexicanos.
Los paramilitares, integrados  por caciques, militares y narcotraficantes (bajo asesoría del Pentágono), son los responsables de asesinar o secuestrar a los universitarios y retenerlos durante un par de meses en una especie de campo de concentración, construido a expreso en plena sierra Madre Oriental por militares  mexicanos de elite, entrenados por marines en la selva brasileña.
El gobierno estadounidense había logrado imponer al presidente mexicano, responsable de “maiciar” a 500 diputados y 128 senadores para hacer las reformas constitucionales y en ello utilizó dinero del narcotráfico, secuestro y tráfico humano. (Como en la lucha libre mexicana, utilizó héroes y villanos para que el espectáculo mediatico convenciera a la opinión pública).
Durante los comicios de agosto lograron comprar doce millones de votos, en comunidades marginadas del país, y vender al candidato, con graves problemas de epilepsia y almorranas, a través de la empresa TVMex. El gobernador de Veracruz, amante de la amante del presidente del Senado de la República y capo de capos de una federación de criminales, fue el chivo expiatorio para hacer el trabajo sucio y después ser sacrificado (terminó en prisión donde se suicidó y confesó ante un reportero de TVMex que era bisexual y anhelaba ser mujer).
En esta ocasión, Luis Estrada no desaparecerá violentamente al líder de oposición, sino lo relacionará, por incauto y honesto, con el narcotráfico al ser seducido por una familia de criminales que lo convencen, a través de lisonjas y regalos, de entregarle la dirigencia estatal del partido en Veracruz y San Luis Potosí. La Secretaria de Gobernación, a través del Cisen, difunde los videos y audios donde el dirigente nacional del movimiento renovador, una especie de Mesías de huarache (representado en la primera parte de La Dictadura perfecta por el talentoso actor Joaquín Cosío) da su aval para que busquen con su nombre y prestigio político alcaldías, diputaciones y gubernaturas, criminales esbozados como políticos honestos y de izquierda. En realidad, como se demuestra en sus conversaciones grabadas y filmadas, son delincuentes comunes, alentados por la Mafia del Poder, propietaria de empresas mineras, constructoras, fabricas de papel, restaurantes, hoteles, gasolineras, transporte público y centros nocturnos. Hasta el agua y el aire les pertenece, mientras sean negocio. La presidencia de México es parte importante de sus inversiones y fobias a los indios mexicas.
Lo rescatable de esta segunda parte, es que los universitarios sobreviven, a pesar de que otros seis fueron asesinados durante la refriega en las calles del puerto de Veracruz, y los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hacen su chamba sin ser apedreados o baleados al dirigirse a su respectiva mansión después de avalar el saqueo por las trasnacionales de los recursos naturales mexicanos. (La toga negra, sus nalgas rosadas por el tiempo que permanecen sentados, la religiosidad del derecho y su amoralidad los hace intocables). El presidente de la republica, epiléptico y homosexual, termina en Miami, Florida donde muere y en el noticiero estrella de la TVMex  lo ignoran y responsabilizan de la debacle económica que enfrenta México. En la segunda parte de esta gran película, es un sacerdote, supuesto protector de inmigrantes, quien liderea a una banda de traficantes de órganos y prostitutas extranjeras. No hay que perderse esta segunda parte de La Dictadura Perfecta. Felicidades a Luis Estrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s