TIEMPOS DE VIGILIA

Por Everardo Monroy Caracas

sabotage-red-band-film-clip-clea-672x372–Cada noche los sueños están presentes, doctor, y temo por mi vida… Mi abuela siempre repetía que cuando empezamos a soñar en abundancia, debemos poner en orden nuestra vida. La muerte está cerca y asi se anuncia.
–Nada de qué preocuparse. Los sueños son divagaciones del subconsciente.
–Pero los míos son recurrentes y no los olvido al despertar…
–Porque los genera aun en la etapa de consciencia semiadormecida, dentro de la actividad bioeléctrica cerebral…
–Llevo un registro de ellos y siempre me veo alejado de los míos, muy solo e intentando encajar en mundos terrenales y, en algunos casos, hasta desconocidos…
–Nada de qué preocuparse. La edad marca sus tiempos de vigilia y de preocupaciones. En la polisomografia que le practicamos, los resultados han sido positivos…
–Tal vez los dos accidentes que tuve en mi juventud influyan en lo que ocurre, doctor…
–Nada, nada… Tranquilícese. Tampoco el neurólogo ha detectado algo anormal en su cerebro. Está bien…
–Por ejemplo, doctor, y no se vaya a reír de lo que le diré, acabo de soñar con Arnold Schwarzenegger. Usted sabe que soy de Coahuila, de Ciudad Acuña, y normalmente dos veces al mes hacemos nuestras compras en San Antonio, Texas. Déjeme decirle que en una gira promocional de su nueva película, unos empresarios coahuilenses lograron convencer al representante de Schwarzenegger para que firmara autógrafos en uno de nuestros cines de Ciudad Acuña. En el Cinépolis de la colonia Aeropuerto.
–¿Cuando ocurrió este sueño?
–Hace dos noches…
–¿Y anoche, volvió a soñar?
–Si, doctor… pero déjeme terminar de contarle lo de Schwarzenegger, por favor…
–Adelante…
–El actor hollywoodense de origen austriaco, al principio rehuyó, porque dijo estaba en posgrabacion su reciente filme sobre Terminator y la película que promocionaba era Maggie, una historia de zombis, donde representaba a un granjero con una hija en proceso de convertirse en zombi. Sin embargo, entre los empresarios coahuilenses había una mujer muy atractiva que logró seducirlo y Schwarzenegger aceptó presentarse el siguiente viernes en Ciudad Acuña y, de paso, conocería el rancho ganadero de la hermosa empresaria, muy parecida a la actriz quebequense, Catherine de Léan.
–Permítame, señor Moreira, déjeme checar si la grabadora sigue funcionando (…) Todo bien, continúe, por favor…
–Resulta que se hizo mucha alharaca sobre la presencia de Schwarzenegger en Ciudad Acuña, a quien todos conocíamos por sus exitosos personajes de Terminator, Conan El Bárbaro o el mayor Alan Dutch Schaeffer, en Depredador. Así que hubo mucha expectación y no solo en Coahuila, sino en la mayoría de las ciudades fronterizas de Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua y Texas. Imagínese, los pueblos aledaños, como La Potasa, La Amistad y El Sauz, prácticamente se vaciaron. El troquerío por doquier, doctor…
–Ahórrese detalles, por favor… son irrelevantes para el estudio de sus trastornos de sueño…
–Perdón, la emoción me gana. Resulta que el viernes por la noche llegó Schwarzenegger en una limosina y vestido de tejano, como al final de la película Sabotaje, donde encabeza a un grupo de elite de la DEA. Hubo alfombra roja y hasta tuvo que ser acordonado el cine por policías y militares. Schwarzenegger en realidad estaba entusiasmado por la cena privada que la hermosa empresaria le había organizado en su rancho, cercano al poblado Las Vacas y donde precisamente yo trabajo de maestro rural.
–Por cierto, en la sesión anterior me dijo que dejaría la enseñanza…
–Lo intenté, doctor, pero ser maestro es una vocación… Prefiero ser mentor que periodista… Trabajar con los hijos de la gente pobre de Coahuila me permite aportar mi grano de arena para construirles un mejor futuro. Déjame aclararle que yo me alejo de los libros oficiales y soy más temático, un poco aplico la experiencia del sistema pedagógico de Freire….
–Muy bien, muy bien… solo que estamos en el asunto de su sueño… Concluyámoslo…
–Bien, entonces déjeme decirle que Schwarzenegger salió en helicóptero del aeropuerto internacional de la ciudad texana Del Rio y lo hace en compañía de la empresaria y en absoluto sigilo. Eso ocurrió, después de la firma de autógrafos en Ciudad Acuña. El famoso actor ignoraba que la dama tenía un amante, el capo de un cártel. Ella era su fachada en los negocios con dinero blanqueado. Por lo mismo, el capo y la empresaria habían planeado retener una semana a Schwarzenegger y obligarlo a actuar en un largometraje. En el rancho lo aguardaban dos camarógrafos, un iluminador y el responsable de dirigir la filmación. Todos habían sido secuestrados en la ciudad de México y estaban por concluir su carrera en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM. El argumento era de mi autoría y el capo compró los derechos por cien mil dólares. En realidad me los regaló porque respaldaba mi trabajo a favor de los niños de Las Vacas. La historia era sencilla: El hijo de un humilde agricultor analfabeta, al regresar a Las Vacas después de trabajar ilegalmente en Texas, decide sembrar mariguana y convencer a otros productores para que hicieran lo mismo. Sin embargo, sabe que sin el apoyo del gobierno jamás logrará tener éxito. Así que ayuda a un político mediocre del PAN y amigo de infancia, oriundo de Las Vacas, a buscar la dirigencia municipal de su partido en Acuña y lo logra. El largometraje termina cuando el gobernador de Coahuila acepta comer en la finca del nuevo líder panista y durante el ágape, el primero acepta apoyarlo en su aspiración de ser el próximo alcalde de Ciudad Acuña. Schwarzenegger haría el papel del gobernador y tendría una escena sexual con la empresaria, en su papel de esposa del capo….
–Interesante historia… Continúe, continúe por favor, señor Moreira…
–Ese es el problema, doctor… el chingado despertador empezó a sonar y el sueño quedó inconcluso… Por eso temo que mi muerte esté cerca…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s